Hipertensión arterial mal controlada: mueren 100 personas por día

hipertensión muerte
29 septiembre, 2021

La hipertensión arterial causa más de la tercera parte de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares en Argentina. Al año, el número es alarmante: en total, 100 mil personas pierden la vida por estas patologías.

La hipertensión mal controlada causa un promedio de 100 muertes diarias.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el país. La Sociedad Argentina de Hipertensiòn Arterial (Saha), señalan que tener alta presión es el principal factor de riesgo para sufrir un ACV o un infarto. Junto con la diabetes, es también la primera causa de enfermedad renal.

Argentinos hipertensos

“De 10 argentinos, entre 3 y 4, de más de 30 años, son hipertensos, pero más del 40% de ellos lo desconoce», afirma Marcos Marín, médico cardiólogo y presidente de la Saha. Además, insiste en que, las personas que están diagnosticadas no cumplen con tratamientos rigurosos. «Más de la mitad no tiene controlada su hipertensión», afirma.

Por quinto año consecutivo, la Saha organizó la campaña “Conoce y Controla tu Presión Arterial 2021”. La iniciativa es mundial y promueve que los mayores de 15 años se tomen la presión para advertir la hipertensión arterial.

“Las últimas dos ediciones, 2020 y 2021, se hicieron vía web debido a la pandemia. Los pacientes se tomaron la presión en sus propios domicilios y reportaron los resultados. Las primeras primeras tres campañas fueron en puestos estratégicos de todo el país de manera presencial. En 2019 se alcanzó un récord de mediciones. Argentina fue el tercer país del mundo, 85.296 mediciones. El año pasado, que se hizo en domicilio, se alcanzaron 7.941 reportes. Todavía no sabemos cuántas personas participaron este año, la iniciativa acaba de concluir», explica el presidente de Saha.

medición de hipertensión arterial

La campaña no aspira a tener valor estadístico porque no es un estudio epidemiológico, pero promueve la detección temprana de la hipertensión arterial.

Diego Fernández, especialista en medicina interna, Magister en Hipertensión Arterial y tesorero de la Comisión Directiva de la Saha detalla una conclusiones de la edición 2020:

«De 2678 familias, el 50% de los mayores de 16 años era hipertenso. Uno de cada tres no tenía controlada su presión arterial a pesar de estar en tratamiento», puntualiza. Si tenemos en cuenta las variables consideradas podemos decir que más de la mitad de las personas hipertensas no estaba bajo tratamiento o, si lo estaba, no tenía controlada la enfermedad o no sabía que tenía alta presión”, agrega.

La conveniencia de contar con un tensiómetro digital automático (los de mercurio están prohibidos y los anaeróbicos requieren calibración periódica) es muy importante para mantener a raya la enfermedad. El aparato permite hacer un buen control de la enfermedad siempre que sea posible.

Hipertensión arterial: cómo se detecta

La hipertensión arterial ocurre cuando una persona presenta repetidamente en 3 mediciones espaciadas valores iguales o cercanos a 140/90 mmHg. Uno de los aspectos que más conspira contra el diagnóstico oportuno es que se trata de una enfermedad silenciosa, que no necesariamente da síntomas, y que provoca daños en los vasos sanguíneos, el corazón, el cerebro y los riñones.

Nicolás Renna, médico cardiólogo universitario y vicepresidente de la Saha, señala que hay algunos factores de riesgo que condicionan el problema y son inmodificables:

  • Edad: a mayor edad, más probabilidades de hipertensión.
  • Herencia o predisposición genética: si los padres son hipertensos, los hijos tendrán mayor riesgo de padecer la enfermedad.

También influyen otros factores, que pueden modificarse como:

“Hay muchas personas que saben que son hipertensas pero que minimizan su diagnóstico, y creen que comiendo menos sal y llevando una vida relativamente sana están libres de las consecuencias de la enfermedad», añade Pablo Rodríguez, médico especialista en Cardiología y Secretario de la Saha.

Según el médico,  en la gran mayoría de los casos, la persona hipertensa no necesita solamente cuidar su peso corporal. La actividad física y llevar una dieta sana ayuda pero el control médico es crucial. Los tratamientos incluyen la toma de hasta 3 medicamentos o combinaciones o un sólo comprimido.

Reticencia

El presidente de la SAHA afirma que el hecho de que la hipertensión arterial no se difunda ni diagnostique lo suficiente tiene varias causas. Los pacientes suelen tener baja adherencia a los tratamientos y, por parte del médico, existe una inercia terapéutica que hace que no siempre aborde el problema con la importancia que requiere. También la falta de acceso de los pacientes a la atención oportuna en relación con determinados agentes del sistemas de salud puede ser un problema.

El problema no es únicamente argentino: según una investigación publicada en The Lancet en los últimos 30 años el número de adultos con alta presión de 30 a 79 años aumentó de 650 millones a 1,28 mil millones.

Casi la mitad (el 41% de las mujeres y el 51% de los varones) no sabía que tenía hipertensión.

El estudio analizó la presión arterial de más de 100 millones de personas de esa franja de edad en 184 países que en conjunto representan al 99% de la población mundial. Los resultados son la revisión más completa del panorama mundial de la hipertensión.

Hipertensión en el mundo

Países como Canadá, Perú y Suiza mostraron baja prevalencia de hipertensión arterial, en tanto que República Dominica y Jamaica tenían altas tasas entre las mujeres, Hungría y Polonia para los hombres. Paraguay evidenció una alta proporción de hipertensos de ambos sexos. La investigación publicada en The Lancet mostró, además, que mientras los países de ingresos medianos y altos tienden a presentar menor cantidad de hipertensos, la enfermedad se desplaza más hacia países más pobres, donde es más difícil acceder a tratamientos.

Bente Mikkelsen, director del Departamento de Enfermedades No transmisibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala la importancia de aumentar y mejorar el acceso a medicamentos para tratar la presión arterial. También apunta que es necesario identificar y tratar las enfermedades que suelen acompañarla, como la diabetes y los problemas cardíacos, y “promover dietas más saludables, actividad física regular y control de los productos del tabaco y el tabaquismo”

La enfermedad representa un verdadero problema de salud pública y el rol del Estado es muy importante para garantizar el acceso al diagnóstico y tratamiento de las poblaciones más carenciadas, que son los grupos poblacionales con necesidades básicas insatisfechas y en los que más se concentra el subdiagnóstico y la falta de adherencia a las terapias”, concluye Nicolás Renna.

Por Gabriela Navarra @gabinavarra
REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!

 

 

 

 

Premium WordPress Themes Download
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
Download Premium WordPress Themes Free
download udemy paid course for free

Tags: actividad física | alimentación saludable | corazón | hipertensión | salud cardiovascular | salud corazon | salud renal | sodio

Notas relacionadas