Nuevos tratamientos y medicamentos para dejar de fumar

Fármacos para dejar de fumar
5 enero, 2022

Para muchas personas el inicio de un nuevo año puede ser la mejor excusa para tomar definiciones importantes y difíciles. Una de ellas es dejar de fumar.

Y puede ser la decisión más sana que tome. El tabaquismo es la primera causa de muerte prevenible y la razón por la que se pierden más años de vida en el mundo. En Argentina mueren unas 40 mil personas por año debido a enfermedades que tienen al cigarrillo como una de sus causas principales.

Estas enfermedades son cáncer de pulmón y varios más, infartos, ACV, aneurismas, bronquitis crónica y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre otras.

“A diferencia del alcohol que es más tolerado, hay una clara conciencia social de que fumar está mal y es una conducta no deseable”, advierte Darío Gigena Parker, secretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones de Córdoba.

Destaca varias medidas implementadas en el país que disuaden a los argentinos de fumar. Sin embargo, cerca de un cuarto de los argentinos son fumadores. El experto destaca el programa Appaga, que tiene Córdoba para dejar de forma en forma gratuita.

Métodos clásicos

¿Cómo dejarlo? Existen métodos clásicos para dejar de fumar como la terapia en grupo asistidos por un profesional y los tratamientos con reemplazo de nicotina.

“Los parches o chicles de nicotina son una administración constante de esta sustancia, sin la conducta de autoadministración de la persona. Se pierde toda la ceremonia y sensaciones que hacen más potente la dependencia al cigarrillo”, explica Gigena Parker.

Y agrega: “Más del 50% de las personas dejan de fumar por voluntad propia, sin ayuda profesional ni de medicamentos. Pero hay un grupo de fumadores que no lo logra hacer solo con su decisión y con herramientas conductuales”.

El profesional menciona un dato muy importante: en promedio a un fumador le toma cinco intentos hasta que realmente deja de fumar. “Es un mensaje para la gente que ya intentó dos o más veces y piensa que no va a poder. Debe volver a intentarlo”, asegura.

Además de las terapias clásicas, ahora existen nuevas tecnologías y otros medicamentos que pueden ayudar a dejar el cigarrillo.

Realidad virtual

MindCotine es un programa para dejar de fumar con realidad virtual desarrollado por innovadores argentinos y que ya tiene transcendencia internacional.

En un ensayo controlado mostró un 33% de eficacia y el 45% de los que no lo lograron dejar redujeron el consumo de cigarrillos a la mitad. El programa para dejar de fumar del Gobierno de Córdoba ofrece esta herramienta de forma gratuita.

Gigena Parker destaca algunas ventajas: “La inmersión de la realidad virtual permite tomar conciencia de los riesgos del tabaquismo. Y permite que la persona explore las sensaciones que genera tener el cigarrillo en la mano sin tenerlo. Son conductas automática y repetitiva por lo que a veces la persona no sabe cuántos cigarrillos fumó en el día”.

MindCotine también ayuda a manejar la ansiedad con herramientas de meditación. El síndrome de abstinencia en el fumador es ansiógeno. “Durante la pos cesación o disminución de consumo hay que aguantar esa ansiedad. La aplicación tiene técnicas de relajación inmersivas, por ejemplo, en el medio de un bosque, que ayudan a disminuir la ansiedad”, apunta el experto.

MindCotine no es la única App de celular para dejar de fumar. Existen decenas, pero es la única que combina realidad virtual y es de las pocas que están respaldadas por estudios científicos.

Mindcotine, dejar de fumar con realidad virtual

Mindcotine, dejar de fumar con realidad virtual

Redes sociales

La pandemia aceleró el uso de Internet para la telemedicina. Muchos tratamientos de cesación tabáquica también se adaptaron a esto y con muy buenos resultados. La evidencia indica que estos canales serían iguales de eficaces que las metodologías cara a cara.

De hecho, la propia Organización Mundial de la Salud, organizó a fines de 2020 una campaña mundial para que 100 millones de personas dejaran de fumar con la ayuda de las redes sociales.

Hace algunos años, unos investigadores crearon Tweet2Quit, una intervención para dejar de fumar a través de Twitter. Formaron grupos de fumadores coordinados por un bot que fomenta el diálogo entre las personas.

La metodología, que está complementada con parches de nicotina, reportó un 40% de eficacia, frente al 20% detectado en un grupo de control, según los datos publicado en la revista British Medical Journal Tobacco Control.

Nuevos fármacos

También existen algunos fármacos relativamente nuevos para ayudar a vencer la adicción que algunas personas crean con el cigarrillo y la nicotina.

“No son drogas que puedan usarse en todos los casos y siempre deben ir acompañadas por el soporte de un profesional”, explica Gigena Parker.

Las drogas específicas son:

Bupropion. Es un antidepresivo que aumenta la disponibilidad de dopamina y noradrenalina en el cerebro. “Baja el estado de desmotivación que la persona tiene cuando deja de fumar. El deseo de fumar se vuelve más tolerable”, explica Gigena Parker.

Por lo general, se comienza a tomar una o dos semanas antes de que la persona deja el cigarrillo. Está contraindicado para pacientes con problemas mentales, lesiones neurológicas y cirrosis, entre otras.

Vareniclina. Fue diseñada para interferir en los receptores nicotínicos del cerebro. El tratamiento fue aprobado en 2006.

“Lo que hace es estimular los receptores, como la nicotina, pero al mismo tiempo los bloquea por lo que disminuye el deseo de fumar”, explica el experto.

Y asegura que el 44% de las personas que usan esta droga dejan de fumar al año. Se comienza a tomar hasta un mes antes de dejar el cigarrillo y la dosis va variando durante los tres meses de promedio que dura el tratamiento.

Ambas son drogas se venden con receta y no están exentas de tener efectos adversos, por eso se recomienda la intervención profesional.

El año pasado, el laboratorio Pfizer decidió retirar del mercado la vareniclina (su nombre comercial es Champix) porque se detectó un compuesto cancerígeno. La OMS había incluido a ambos fármacos dentro del listado de medicamentos esenciales.

Por Lucas Viano @LucasViano
REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!
Free Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
udemy paid course free download

Tags: adicciones | alcohol | cigarrillo | Innovación | tabaco | Tabaquismo | Tecnologia | telemedicina

Notas relacionadas