El avance de la robótica y la inteligencia artificial en salud

robot en hospital
29 diciembre, 2021

El futuro tiene un norte: según expertos la innovación en salud seguirá avanzando con la telemedicina, de la mano de la robótica y la inteligencia artificial.

La pandemia le dio un impulso a la telesalud debido a la fuerte a la necesidad de acelerar los tiempos en atención, diagnósticos y tratamientos. Algo que ya venía sucediendo se impulsó y se aceleró: el uso de la informática y la robótica para mejorar la atención de los pacientes.

Lo que llegó para quedarse: telemedicina

La primera tecnología que se naturalizó gracias el COVID-19 es la telemedicina: la consulta a través de una videollamada por el celular. También se sumó la receta digital.

En pleno siglo 21 parece una obviedad, pero se necesitó una pandemia para lograr que pacientes y agentes de salud aceptaran este formato de asesoramiento médico.

Pero la polémica sigue porque desde algunos gremios profesionales reiteran algunas definiciones sobre para qué debe usarse la telemedicina.

La Asociación Médica Mundial remarca: “La telemedicina debe ser usada principalmente en situaciones en las que el médico no puede estar presente físicamente en un tiempo seguro y aceptable y por inaccesibilidad debido a la distancia”.

“Un esfuerzo de colaboración internacional liderado por la OMS podría allanar el camino hacia una mayor penetración de la telemedicina, especialmente para beneficiar a los desfavorecidos y a los que viven en entornos de escasos recursos”, asegura una trabajo del consorcio Reprogram, para la recuperación del sistema de salud durante la pandemia.

El trabajo, publicado en la revista Frontiers in Public Health, concluye: “La inteligencia artificial y la robótica podrían desempeñar un papel importante en la prestación de servicios de telemedicina durante un brote o una emergencia de salud pública”.

Cabinas y robótica

La innovación tecnológica puede ir más allá de una simple videollamada. El siguiente paso son estaciones o robots que ayudan al diagnóstico de la persona.

 

La Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT) se puso a la vanguardia de esta tecnología en Argentina con la reciente inauguración de Estación Diagnóstica “Hola Doctor!”.

Es una cabina que permite realizar auto-chequeos asistidos por voz e imagen. Utiliza un conjunto de dispositivos que proveen información diagnóstica. El paciente también puede interactuar con un médico a través de una videoconsulta.

El robot médico puede ayudar a aliviar el sistema de salud, reducir los casos de infecciones intrahospitaliarias y evitar que los agentes de salud deban exponerse a situaciones de alto contagio.

Los robots podrían ser muy útiles en el triage que se realiza en el ingreso a una institución médica. Ya hay prototipos que interactúan con el paciente y pueden medir la temperatura, el ritmo respiratorio, el pulso y la saturación de oxígeno.

Un problema con los robots es hasta qué punto las personas aceptan esta tecnología en la consulta médica. “A veces pensamos en diferentes soluciones, pero no son posibles de adoptar porque la gente no las acepta», dice Givanni Traverso, ingeniero del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), quien desarrolló un robot médico junto a la empresa Boston Dynamics. 

El investigador también realizó una encuesta en EE.UU. para determinar el grado de aceptación de la robótica en el ámbito de la salud. Preguntaron si estarían dispuesto a que una máquina no solo realice un triage, sino también un hisopado, insertar un catéter o movilizar al paciente. La mayoría de los encuestados se manifestaron a favor de recibir esa tipo de asistencia.

Robots cirujanos

Los robots también están comenzando a asistir en algunas intervenciones quirúrgicas. Un ejemplo ya presente en el país es Da Vinci, que complementa al cirujano en intervenciones como la reparación de válvulas cardíacas, by pass coronario, cirugías de obesidad, y prostatectomía e histerectomía en pacientes con cáncer.

Otro robot de desarrollo reciente en Reino Unido puede realizar una colonoscopía de forma casi automática. Se trata de una de las prácticas más incómodas para los pacientes.

En este caso se trata una sonda más pequeña que la habitual que tiene un imán. Un robot con otro imán mueve la sonda desde afuera del paciente. El equipamiento puede ser manejado por profesionales menos experimentados, pero también tiene un modo semiautomático. 

Algunas ventajas de la asistencia robótica en las intervenciones quirúrgicas son: mejor visión y en tres dimensiones, mayor precisión (elimina el temblor natural de las personas) y mejor acceso a lugares difíciles para las intervenciones.

Inteligencia artificial

Otro sector que se aceleró gracias a la pandemia es el uso de la inteligencia artificial en la salud. Su aporte fue  ayudar a diagnosticar pacientes a partir de radiografías, tomografía, etc.

CoronavIAruX utiliza la IA para diagnosticar neumonía por COVID-19 a partir de una radiografía. El sistema logró un 91,5% de precisión (incluso logra distinguir la neumonía por COVID-19 de la generadas por otros virus o bacterias).

Es una eficacia por encima de la que logró un panel de radiólogos expertos, pero además reduce el tiempo que deben dedicar los profesionales médicos en la evaluación de cada paciente.

Esto se logra gracias al machine learning (aprendizaje automático), la capacidad que tienen las computadoras de detectar patrones a partir de datos masivos. En base a eso puede realizar predicciones.

El machine learning se aplica desde hace años en el descubrimiento de nuevas drogas. El desafío ahora es utilizarlo para el diagnóstico y para lo que ocurre luego de ingerir un fármaco, cuando ingresa al organismo (farmacocinética). De esta forma, se puede afinar aún más el desarrollo de nuevas drogas, por ejemplo, para encontrar antibióticos de una forma más rápida y barata.

«Es evidente que el aprendizaje automático está creando un cambio de paradigma en la medicina, de la investigación básica a las aplicaciones clínicas, pero debe adoptarse con cuidado”, advertía una editorial de la revista Nature de 2019.

Y agregaba: “Las vulnerabilidades como la seguridad de los datos y los ataques informáticos puede resultar en un diagnóstico erróneo, podría utilizarse para intereses fraudulentos y presentan una amenaza real para la tecnología».

Por Lucas Viano @LucasViano
REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!

 

Premium WordPress Themes Download
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
udemy course download free

Tags: covid | Hola Doctor | Innovación | nuevos tratamientos | ospat | salud del futuro | sistema de salud | Tecnologia | telemedicina

Notas relacionadas