Leches cultivadas con una bacteria podrían curar la gastritis

Leches cultivadas con una bacteria podrían curar la gastritis
4 diciembre, 2017

Son muchas las personas que padecen los molestos síntomas de la gastritis y muchas de ellas buscan mitigarlos con remedios caseros. Sin embargo, es importante prevenir adecuadamente las lesiones digestivas. De lo contrario la gastritis puede convertirse en enfermedad crónica y desembocar en un cáncer gástrico. Científicos del Conicet avanzan en el estudio de un probiótico que podría prevenirla. Así es como leches cultivadas con una bacteria podrían curar la gastritis.

Tratamiento sin medicación

La gastritis es una inflamación de las paredes del estómago. En algunos casos, puede provocar úlceras en el revestimiento del estómago. Las causas de la gastritis abarcan desde tomar medicamentos como los anti inflamatorios, hasta enfermedades graves como anemia o sífilis. También los tratamientos de rayos para el cáncer pueden ser su causa.

Dentro de los factores de riesgo se encuentran tener más de 60 años, el consumo de alcohol y fumar. También la anemia, enfermedades del sistema linfático, cirugías e insuficiencia respiratoria o hepática.

El tratamiento habitual incluye medicamentos como antiácidos, bloqueadores, inhibidores de la producción de ácidos gástricos y antibióticos.

Leches cultivadas con una bacteria podrían curar la gastritis

Un estudio realizado por el Centro de Referencia para Lactobacilos (CERELA)-CONICET ofrece un tratamiento natural para la gastritis.

Demostró que la leche fermentada con el bacilo Streptococcus thermophilus CRL 1190 produjo resultados comparables a los de los medicamentos.

Este alimento probiótico tuvo un efecto reparador de la mucosa gástrica en experimentos realizados con ratones. Las leches cultivadas con este bacteria ayudarían a prevenir lesiones digestivas y curar la gastritis.

Prevención con yogures y leches cultivadas

Las nuevas investigaciones sobre el bacilo Streptococcus thermophilus CRL 1190 realizadas por investigadores argentinos y alemanes abrió el camino para la prevención de esta enfermedad. Según los investigadores, la clave estaría en la ingesta de la bacteria, que podría anular o limitar el efecto patógeno de la bacteria Helicobacter pylori, causante de gastritis y úlceras, de manera similar o mejor que quienes reciben medicamentos.

Estos resultados alentadores permiten pensar en el desarrollo de productos bio-formulados que también podrían utilizarse para la prevención de enfermedades gástricas además de la gastritis. Los yogures o leches fermentadas con el bacilo pueden combinarse con extractos de plantas medicinales y no tienen contraindicaciones.

Otras formas de cuidado

Para evitar el contagio de la bacteria causante de la gastritis, se recomienda evitar el contacto cercano con personas que puedan estar infectadas, lavarse las manos con frecuencia y beber agua segura.

Las prácticas tradicionales para prevenir la gastritis recomiendan evitar el consumo de alcohol, café, bebidas carbonatadas y jugos de frutas ácidos. También abandonar hábitos nocivos, como fumar. Y un cambio en la alimentación, evitando las comidas picantes y adoptando una dieta rica en fibras y flavonoides que contienen alimentos como la manzana, el apio y el arándano.

Otra forma de prevenir la gastritis es incorporando medicamentos para proteger el estómago cuando se consume otra medicación irritante para el estómago. Por ejemplo, tratamientos prolongados con antibióticos.

La prevención de lesiones digestivas o úlceras provocadas por la gastritis incluye cambios en la alimentación y el estilo de vida. La población de riesgo debería ser alertada acerca de las posibilidades de desarrollar una gastritis.

REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!

 

Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
udemy course download free

Tags: acidez | antiácidos | flora intestinal | gastritis | leche cultivada | leche fermentada | microbioma intestinal | microbiota | probióticos | yogur

Notas relacionadas