Telemedicina: La tecnología al servicio de la salud

23 septiembre, 2019

La tecnología llegó a diferentes ámbitos de la vida cotidiana y también lo hizo a la salud, intentando lograr mayor comodidad y celeridad en algunas situaciones de baja complejidad.

Las distancias físicas o las dificultades de traslado de un paciente ya no son un impedimento para consultar a un profesional, pero ¿en qué consiste el sistema de telemedicina?

Se trata de la prestación de servicios de medicina a distancia, para la que se emplean las tecnologías de la información y de las comunicaciones. Basta con que el paciente utilice su computadora o la videocámara de su celular para obtener un diagnóstico y a partir de allí, un tratamiento adecuado. Es una comunicación interactiva en tiempo real entre el paciente y el médico o profesional a distancia.

Para qué sirve la telemedicina

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la “telemedicina” supone «aportar servicios de salud, donde la distancia es un factor crítico, por cualquier profesional de la salud, usando las nuevas tecnologías de la comunicación para el intercambio válido de información en el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades o lesiones, investigación y evaluación, y educación continuada de los proveedores de salud, todo con el interés de mejorar la salud de los individuos y sus comunidades».

Es decir, con sólo sentarse frente a una computadora, una tablet o un smartphone un paciente puede efectuar una consulta y obtener un diagnóstico certero para el tratamiento adecuado.

También puede emplearse en casos donde el paciente busca una segunda opinión médica. En Argentina, el servicio se consolida cada vez más. Desde la Asociación Civil de Telemedicina de la  Argentina (ACTRA) afirman que este tipo de consultas ha crecido de un año para el otro entre un 40 y un 50%. Si bien existen críticas desde algunos sectores que consideran que la consulta médica debe ser solamente presencial, desde los sectores que promueven la telemedicina consideran que el creciente número de consultas acompaña su consolidación como práctica.

Son muchos los prejuicios en torno a la telemedicina

“Al principio no confiaba en el servicio de telemedicina porque siempre prefiero el cara a cara. Pero aprendí a usarlo y me saqué el prejuicio porque es muy útil en situaciones específicas. Como por ejemplo en vacaciones, cuando tuve que hacer alguna consulta básica por uno de mis hijos. La usé en dos oportunidades y fue muy útil. En la intimidad de tu hogar incluso sirve o tal vez uno pueda explayarse más que, por ejemplo, con un médico a domicilio”, cuenta Raúl Gutierrez.

Pero la telemedicina no sirve solamente para situaciones particulares como vacaciones. Es un sistema cuyo fin ulterior, también es achicar distancias para personas que tomen un servicio desde diferentes puntos del país. Es decir, amplía la cobertura de especialistas médicos a todo un país, ya que todos los individuos de la región -tanto nacionales como de países limítrofes- tienen acceso a profesionales que son eminencias en diferentes patologías, pudiendo optar por tener la mejor opinión médica desde el domicilio donde se encuentre el paciente.

La telemedicina, ¿mejora la eficiencia de los servicios de salud?

“En un principio tener esta herramienta para realizar una consulta básica sirve para disminuir la cantidad de personas que pueden ir a la guardia médica y podrían resolverlo más pronto sin tener que moverse de sus casas. Se trata de un desafío y una innovación también para los sistemas de salud. Si la tecnología se ha instalado en casi toda nuestra vida ¿por qué no lo haría también en el ámbito de la medicina?”, reflexiona Eduardo Savio, médico clínico.

Y agrega: “En muchos casos esta conexión con otros profesionales de todo el país (o de la región), frente a un caso, nos permite una consulta a la que antes tal vez era más complejo acceder. Aunque está claro que debe analizarse cada situación particular que presenten los pacientes. Además evita demoras en las guardias médicas de trastornos de baja complejidad, como puede ser un cuadro febril o un problema digestivo” especifica Savio.

Una práctica cada vez más habitual en todo el mundo

En el mundo la telemedicina está consolidada, sobre todo en países desarrollados. Oceanía y América del Norte hoy se encuentran a la vanguardia en telemedicina. Las razones son múltiples, empezando por la robusta infraestructura en telecomunicaciones que poseen, en la cual para telemedicina los factores de conectividad confiable (redes de fibra óptica) y velocidad (ancho de banda), son el común denominador. Sumado a esto, las tres regiones mencionadas son las que presentan mayor investigación y desarrollo en tecnología biomédica para aplicaciones asistenciales e investigación en salud.

En un informe publicado en Annals of Internal Medicine se llevó adelante una encuesta  a 1.274 pacientes de atención primaria de California, Estados Unidos. Después de hacer los exámenes online, más del 90% consideró que la consulta respondió a sus necesidades, que el médico estaba familiarizado con su historial, y que la calidad de la atención brindada fue buena.

PENSAR SALUD

Premium WordPress Themes Download
Free Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
free download udemy course

Tags: OMS | Tecnologia | telemedicina

Notas relacionadas