La experiencia colombiana en afrontar el alto costo en salud: una lección para Argentina

20 julio, 2023

Por el Dr. Carlos Felice – Presidente de OSPAT (*)

Introducción

En el ámbito de la atención médica, el tema del alto costo de los tratamientos y medicamentos es una preocupación global. A nivel internacional, diferentes países han implementado políticas y estrategias para abordar este desafío y garantizar el acceso equitativo a la atención sanitaria. En este sentido, la experiencia de Colombia en la lucha contra el alto costo en salud puede resultar de gran relevancia para Argentina, que enfrenta desafíos similares en su sistema de salud.

Desarrollo. Contextualización del problema en Argentina

En primer lugar, es importante analizar la situación actual en Argentina en relación con el alto costo en salud. Describir el impacto que esto tiene en la población, las limitaciones que enfrentan los pacientes y el sistema de salud para acceder a los tratamientos necesarios. En mi caso, tuve el placer de poder compartir la exposición de la Dra. Lizbeth Alexandra Acuña Merchan en “CAS2023- Conectando Acceso y Salud en Junio 2023” en la ciudad de Bariloche. Su exposición sobre de qué manera el sistema de salud colombiano afronta un tema que es sumamente acuciante en el sistema de salud argentino, como las patologías de alto costo, se extendió sobre las siguientes cuestiones.

Exposición de la experiencia colombiana

a) Presentación breve del sistema de salud colombiano y su enfoque en la garantía de acceso a la atención médica. Un régimen de varias dimensiones. Subsidiado; contributivo; planes voluntarios y con un régimen especial y de excepción.

b) Destacó las políticas y medidas implementadas en Colombia para afrontar el alto costo en Medicina, como la regulación de precios, la promoción de genéricos y la negociación de precios con la industria farmacéutica. En este sentido, la Cuenta de Alto Costo (CAC) implementada en Colombia es una institución técnica del sistema de salud que gestiona datos y suministra información comparable para acelerar mejoras en la atención de personas con enfermedades de alto costo, evaluar el desempeño de las entidades y compensar las desviaciones de concentración en el aseguramiento.

c) Detalló los resultados obtenidos en Colombia, enfatizando el impacto positivo de estas medidas en el acceso a la atención médica y la reducción de los costos para los pacientes.

d) Planteó maneras de adaptación de la experiencia colombiana a la argentina.

e) Analizó las similitudes y diferencias entre los sistemas de salud de Colombia y Argentina.

f) Exploró las posibilidades de implementar políticas y estrategias similares en Argentina, considerando las particularidades de su contexto socioeconómico y sanitario.

g) Planteó recomendaciones específicas para adaptar y aplicar la experiencia colombiana en Argentina, resaltando los beneficios potenciales para la población y el sistema de salud. Por ejemplo, puntualizó sobre el financiamiento: el porcentaje de administración para la operación de la CAC corresponde al 4% del monto establecido para los mecanismos de redistribución de recursos que aplica la CAC. Estos recursos son administrados por un encargo fiduciario con destinación específica para su funcionamiento operacional, auditoría y sistema de información. Sin embargo, para las actividades de apoyo a su gestión: educativas, capacitación, entrenamiento, análisis y difusión de la información para el fortalecimiento de la gestión del riesgo, puede recibir recursos del sector privado, según el Decreto 1370 de 2016 y administrados también por el encargo fiduciario. De esta forma la CAC se financia, opera, integra y facilita el trabajo entre los actores del sistema.

Conclusión

La experiencia de Colombia al afrontar el alto costo en salud ofrece una valiosa lección para Argentina. A través de políticas y estrategias concretas, Colombia ha logrado mejorar el acceso a la atención médica y reducir los costos para los pacientes. Tal como lo expresó Acuña Merchan en el marco de CAS2023, la implementación de la CAC “facilita la gestión de las entidades mediante la generación de información objetiva y confiable; identifica, reconoce e incentiva las buenas prácticas de las entidades en la gestión tecnológica y en la gestión de las personas con enfermedades de alto costo; trabaja para mejorar la salud de las personas con estas condiciones de salud; gestiona el conocimiento y desarrolla herramientas tecnológicas con altos estándares de calidad metodológica y con total seguridad de la información.”

La piedra angular del logro que generó Colombia en materia de alto costo y que acumula ya muchos años es el consenso político para gestar el cambio. El pacto socio-sanitario y la confluencia de objetivos comunes entre los principales actores para abordar el desafío del alto costo en salud para toda la población han sido decisivos.
Adaptar estas lecciones a la realidad argentina puede ser fundamental para enfrentar el desafío del alto costo en salud y garantizar el derecho a la salud de todos los ciudadanos. Es imperativo que los responsables políticos y las autoridades sanitarias consideren esta experiencia como una política sanitaria viable y efectiva en Argentina.

Por Carlos Felice

(*) Abogado. Especialista en Sistemas de Salud. Presidente de Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT) y Secretario General de Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA).

NOTA PUBLICADA EN REVISTA MÉDICOS Nro 135 . Julio 2023

Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
udemy paid course free download

Tags: carlos felice

Notas relacionadas