Confianza en tiempos de incertidumbre

1 febrero, 2023

Por el Dr. Carlos Felice – Presidente de OSPAT (*)

En momentos de tanta incertidumbre y volatilidad como los actuales, resulta difícil superar la planificación a corto plazo y poder ver más allá de las turbulencias que continuamente hacen tambalear la supervivencia de nuestras organizaciones.

No han sido pocos los obstáculos que debimos sortear las obras sociales este año. Pero el desafío está en poder visualizar los objetivos estratégicos que nos permitirán sostener en el largo plazo la visión organizacional, en nuestro caso, la de una obra social sindical, innovadora, solidaria, accesible y con servicios de alta calidad.

Crisis laboral del personal sanitario

El hecho de que cada vez más profesionales de la salud desarrollen sus actividades exclusivamente por cuenta propia -al margen de las obras sociales y prepagas-, coloca a las entidades financiadoras en una encrucijada a la hora de garantizar la cobertura de todas las especialidades médicas exigidas por el Plan Médico Obligatorio.

En algunas zonas del país, se suma al anterior otro punto crítico: el poder de presión de los Colegios Médicos para fijar honorarios desproporcionados con relación a la cápita percibida por las obras sociales a través de aportes y contribuciones.

Rol del Estado

La política de desfinanciamiento que avanza cada vez con mayor ímpetu sobre los fondos de las obras sociales perjudica directamente a un actor social: los trabajadores. A ellos corresponde el Fondo Solidario de Redistribución, y es su derecho a una salud de calidad la que vulnera el Estado al apropiarse de estos recursos.

En cuanto al financiamiento de todas aquellas prestaciones médico-asistenciales denominadas de alto costo, es imperativo que, en el marco de la insostenible situación económica general del país, sean absorbidas por el Estado Nacional. La salud es una de sus obligaciones prioritarias, por lo cual el Estado debe asumir la responsabilidad de auxiliar a las obras sociales en lugar de contribuir a su hundimiento.

Las obras sociales sindicales administramos recursos de los trabajadores que confían en nosotros para cuidar su salud. No cabe duda de que es nuestra obligación administrar estos recursos con la mayor eficiencia posible, pero no debemos olvidar que estos recursos son finitos. En este sentido, el Estado Nacional también tendría campo de intervención en el control de los laboratorios que proveen medicaciones de altísimo costo, con efecto devastador para todo el sistema de salud.

Telemedicina

Con OSPAT fuimos pioneros implementando el servicio de telemedicina Hola Doctor! en el ámbito de las obras sociales, y continuamos trabajando fuertemente para que nuestros afiliados perciban los beneficios de la modalidad remota.

Sabemos que la tecnología desempeña un papel fundamental en la atención médica y en el fortalecimiento del sistema de salud, sin embargo, resta todavía medir el beneficio productivo de la telemedicina y su impacto en la gestión del riesgo clínico. Existe, por ejemplo, alguna evidencia de mayores prescripciones y derivaciones cuando el paciente no se encuentra cara a cara con el profesional de la salud; los médicos más jóvenes parecen sentir un mayor peso frente a la carga de riesgo en la consulta virtual.

No obstante, ello, tengo la certeza de que la telemedicina es una herramienta de accesibilidad muy poderosa que no tiene vuelta atrás. Lo que planteo es que, responder con evidencia científica a los nuevos interrogantes que abre la telemedicina permitirá diseñar políticas más eficientes y con mayor calidad en la atención, optimizando los recursos disponibles y reduciendo costos.

Prevención y atención primaria

La estrategia de salud digital de OSPAT está alineada con la de Atención Primaria de la Salud. En 2021 lanzamos las Estaciones Diagnósticas Hola Doctor!, pequeñas cabinas dotadas de alta tecnología que permiten al paciente realizar autochequeos asistidos por voz e imagen, utilizando un conjunto de dispositivos que proveen información diagnóstica interactuando con un médico en videoconsulta. Funciona como un centro de atención primaria de salud que, ensamblado con telemedicina, aumenta la accesibilidad a consultas simples que requieren contención diaria, reduciendo al mismo tiempo la demanda en el segundo nivel de atención.

El nuevo desafío ahora es implementar circuitos integrados más eficientes, que optimicen las derivaciones de la consulta virtual al ámbito presencial y de pacientes ambulatorios a hospitalizados.

El concepto de salud cambió en los últimos años y las organizaciones del sector debemos acompañar esos cambios. Dado que la salud pasó de ser la mera ausencia de enfermedad a un estado integral de bienestar físico, mental y social, ya no basta con brindar servicios asistenciales, debemos promover también hábitos saludables.

En esta línea, en noviembre de 2022 implementamos desde OSPAT un programa de cesación tabáquica para que nuestra población afiliada acceda fácilmente a videoconsultas con especialistas junto con la medicación requerida para garantizar la efectividad del tratamiento. Entendemos que es enorme el potencial para desarrollar desde las obras sociales en materia de prevención en salud y hacia allí nos enfocaremos fuertemente en el 2023.

Innovación

En el contexto actual, los referentes del sector de la seguridad social nos vemos obligados a innovar. Y cuando hablo de innovación no me refiero solo a la incorporación de tecnologías y procesos más eficientes; pongo a la innovación en el centro de toda estrategia de transformación tanto al interior de nuestras organizaciones como también del sector.

Debemos generar propuestas innovadoras para hacer frente en forma conjunta a las políticas de desfinanciamiento, los costos crecientes de la judicialización de la salud, el negocio de los laboratorios con capacidad de desangrar financieramente a cualquier obra social con medicaciones de bajo impacto y altísimo costo.
Es necesaria una reforma que elimine los incentivos perversos y garantice la equidad y accesibilidad de los trabajadores al sistema de salud, ello sin poner en jaque la supervivencia del subsistema de obras sociales.

Por Carlos Felice

(*) Abogado. Especialista en Sistemas de Salud. Presidente de Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT) y Secretario General de Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA).

NOTA PUBLICADA EN REVISTA MÉDICOS Nro 132 . Enero 2023

Premium WordPress Themes Download
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
free download udemy paid course

Tags: carlos felice

Notas relacionadas