¿Pueden los equipos de aire acondicionado afectar la salud?

frente edificio con aire acondicionado
4 diciembre, 2018

Llegan los días más calurosos del año y con ellos un riesgo para la salud desconocido hasta hace pocos años: el aumento de las enfermedades respiratorias de verano. Los especialistas lo relacionan con el auge de los aparatos de aire acondicionado (en Argentina se adquiere hasta un millón de nuevos equipos por temporada). Pero… ¿cómo pueden afectar la salud los sistemas de refrigeración de aire, de hecho, diseñados para proporcionar confort?

Equipos de aire acondicionado y medio ambiente

Sin dudas, los equipos de aire acondicionado accesibles han aportado confort a los hogares y lugares de trabajo. Mantener una temperatura fresca en el interior es ideal cuando afuera aprieta la canícula, pero los sistemas de refrigeración de aire tienen una estrecha relación con el efecto invernadero.

Básicamente, un acondicionador enfría el aire caliente, haciéndolo pasar por una serpentina por donde circula un refrigerante. Para esto se utiliza un gas fluorado, cuya emisión a la atmósfera acrecienta el efecto invernadero, que se refleja en un aumento de la temperatura ambiente.

Además, absorbe humedad del ambiente, provocando sequedad del aire, y sus filtros, cálidos y húmedos, permiten la proliferación de hongos y bacterias.

La medicina alerta

Los principales especialistas han lanzado una voz de alerta sobre el uso o, mejor dicho, mal uso de los refrigeradores de aire, en base al aumento de las consultas veraniegas en servicios como neumonología o alergias.

Es que estos equipos en sí mismos no son perjudiciales para la salud respiratoria, sino su uso inadecuado y falta de mantenimiento.

De hecho, las enfermedades respiratorias están relacionadas con las diferencias de temperatura. Si la temperatura interior es excesivamente fría, el cambio con respecto al exterior provoca una baja en las defensas facilitando el contagio.

Si los equipos no se limpian adecuadamente, al encenderlos disparan al ambiente las bacterias y hongos que se encuentran en los filtros, especialmente la bacteria legionella, causante de la legionelosis, y el hongo aspergillus, que afecta a las personas asmáticas.

Por su parte, la inhalación de aire seco y frío aumenta el riesgo de resfríos, cefaleas y enfermedades bronquiales.

Aire acondicionado saludable

Invertir en un acondicionador de aire va de la mano con vivir un verano saludable; unas sencillas precauciones ayudarán a cuidar la salud… y el bolsillo:

1. La instalación debe ser realizada por un técnico habilitado.

2. Graduar la temperatura del equipo en 24 °C.

3. Limpiar filtros y conductos en forma periódica.

4. Evitar el uso de recipientes recolectores para el agua de condensación.

5. Cuando sea posible, abrir las ventanas para permitir la entrada de aire húmedo.

6. No dejar el equipo funcionando durante toda la noche (la temperatura ideal para un sueño reparador es de 27 °C).

Si se toman en cuenta estos consejos, se podrán disfrutar todos los beneficios del aire acondicionado sin ver afectada la salud.

PENSAR SALUD
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
online free course

Tags: Aire Acondicionados | asma | gripe | neumonía | tecnologia y efectos negativos en la salud | verano

Notas relacionadas