Por cambio de hábitos y aumento de precios, bajó el consumo de cigarrillos

cigarrillos
1 febrero, 2017

«El consumo de cigarrillos sufrió en 2016 la peor caída en los últimos 26 años». Así titula el diario El Cronista un artículo publicado el pasado 24 de enero. La noticia que hace «sufrir» a la industria tabacalera tiene su contracara beneficiosa en la salud pública. La merma en el consumo se atribuye a un cambio en la cultura de los argentinos, cada vez más preocupados por la vida sana, pero también al aumento de los precios.
Según la Organización Mundial de la Salud, el aumento de precios y los impuestos para reducir el consumo de tabaco es la estrategia que por sí sola resulta más poderosa y eficaz para frenar la epidemia de tabaquismo.
En Argentina, la demanda de cigarrillos se contrajo 11% entre enero y noviembre de 2016 y fue la mayor baja registrada desde 1990. Los datos surgen de un informe de IES Consultores difundido por El Cronista, que estima en 42 atados per cápita el consumo actual, es decir, un 12% menos que el año pasado. A pesar de ello, las empresas tabacaleras lograron incrementar la facturación en un 41% gracias al fuerte aumento de precios.
Sobre las perspectivas para este año, el informe de IES Consultores asegura que continuará la tendencia decreciente del consumo de cigarrillos debido a la mayor conciencia de la población sobre los efectos nocivos del tabaco, pero también al alto precio de los atados y la caída del poder adquisitivo.
A pesar de que resulta auspiciosa la noticia de la baja en el consumo, el tabaquismo continúa siendo una epidemia en nuestro país, y es la principal causa de enfermedad y muerte prevenible en el mundo. El rol activo del Estado resulta fundamental para garantizar la continuidad de políticas públicas que den prioridad a la salud.
El hecho de que la tabacaleras hayan aumentado su facturación a pesar caída de las ventas plantea el interrogante acerca de las tasas impositivas: ¿Argentina debería aumentar los impuestos al cigarrillo?

Subir impuestos para bajar costos sanitarios

El Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS, ratificado por 180 países de todo el mundo, contempla en su artículo 6 el aumento de precios de los cigarrillos vía impuestos como estrategia recomendada para desalentar el tabaquismo.
El año pasado, la Revista Panamericana de Salud Pública presentó una investigación sobre las enfermedades asociadas al consumo de tabaco en Argentina, que buscó estimar el impacto sanitario y económico del aumento de impuestos al cigarrillo. El mismo concluyó que el aumento de la carga impositiva a estos productos significaría importantes beneficios sanitarios y económicos.
En Argentina, la adicción al tabaco es responsable de una importante cantidad de muertes y enfermedades, que inciden considerable en los costos de la asistencia sanitaria. El informe señala que, por año, se pueden atribuir más de 44mil muertes, 20mil diagnósticos de cáncer, 14mil accidentes cerebro vasculares y 68mil hospitalizaciones por enfermedad cardiovascular al tabaquismo.
Según el informe, el costo de tratar los problemas de salud relacionados con el tabaco asciende a $33 mil millones, mientras que los impuestos al tabaco llegan a cubrir solo 67,3% del gasto. Si Argentina aumentara el precio de los cigarrillos en 50%, en los próximos 10 años se podrían evitar más de 25mil muertes, 42mil eventos cardiovasculares y 11mil casos de cáncer. Además, se obtendría un beneficio económico de $122 mil millones por ahorro de costos sanitarios y aumento de la recaudación impositiva. Los valores considerados en la investigación equivalen a 1USD = 8,80$

Download Best WordPress Themes Free Download
Free Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Premium WordPress Themes Free
udemy paid course free download

Tags: tabaco

Notas relacionadas