La vacuna vegetal contra el Covid-19 que se prueba en Argentina

Producción de la vacuna vegetal contra Covid-19
15 septiembre, 2021

A pesar de que ya hay más de 20 vacunas contra el Covid-19 que se aplican en el mundo, hay otras decenas más que se siguen desarrollando. Una de ellas es la de Medicago, una firma canadiense que se asoció con la multinacional Glaxo-Smith-Kline (GSK) para probar una vacuna vegetal.

Un brazo de los ensayos de fase 3 se realiza en Argentina en hospitales de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Tucumán.

“Ya se terminó el reclutamiento y todos los voluntarios recibieron las dos dosis. Todavía no hay resultados preliminares pero ya llegamos a número de voluntarios enfermos de Covid-19 que se necesitan para determinar la eficacia. Esa tarea está a cargo de la empresa fabricante”, asegura Diego Wappner, especialista en medicina interna y coordinador clínico y de farmacovigilancia del estudio en Argentina.

La plataforma presenta algunas diferencias respecto de las fórmulas que ya se están aplicando.

Qué la hace vegetal

Hasta ahora las vacunas contra el Covid-19 utilizaron las tecnologías de ARN mensajero (Pfizer y Moderna), vectores virales (AstraZeneca, Sputnik V, Cansino y Johnson & Johnson) y virus inactivado (Sinopharm y Sinovac).

La de Medicago-GSK utiliza partículas parecidas a virus (VLP, por sus siglas en inglés). La vacuna contra el virus del papiloma humano utiliza esta tecnología y también el desarrollo de Novavax contra el Covid-19.

La diferencia es que Medicago utiliza una planta, Nicotina benthamiana, para producir a escala esa materia prima de la vacuna.

Para ello, primero crean una solución con bacterias a las que se les incluyó partes de los genes del Sars-Cov-2 para crear las VLP. Las plantas se sumergen en esa solución que se infiltra en ellas con ayuda de vacío.

Las plantas funcionan como fábricas de VLP por 4 a 6 días. Finalmente se cosechan para extraer y purificar las VLP que irán en la formulación final de la vacuna.

Ventajas de la vacuna vegetal

No hay una modificación genética de la planta, sino que se aprovechan los procesos naturales de ellas para producir VLP. Eso trae algunas ventajas:

  • Rapidez. Capacidad para administrar dosis de vacunas de grado de investigación en 19 días y grado clínico en 6 a 8 semanas. Las vacunas que se producen en huevos de gallina pueden demorar meses.
  • Precisión. Las VLP coinciden con mucha precisión con el verdadero patógeno. “Es una vacuna que puede fácilmente hacer coincidir su producción con las cepas circulantes en el momento. Se puede rediseñar con mucha precisión para las diferentes variantes que vayan surgiendo”, asegura Wappner.
  • Escalable. “Es una vacuna altamente escalable. Se requieren las mismas condiciones de crecimiento para una o 10 mil plantas, sin procesos complejos como ocurren con las otras plataformas de producción”, explica el médico.
  • Accesible. “Por ser altamente escalable es muy probable que su costo sea más bajo, aunque dependerá del valor que decidan aplicar los fabricantes”, agrega el médico.

A su vez, esta vacuna puede tener algunas ventajas para quien la recibe:

  • Sin material genético. Las personas no reciben material genético, por lo que no hay ni una remota posibilidad de replicación viral en nuestro organismo ni de infección.
  • Veganismo. Para el médico que la vacuna se produzca desde planta también es una ventaja para muchos jóvenes que tiene una cultura vegana.

La vacuna vegetal es segura

“La fase 2 también mostró que es una vacuna segura. Y en fase 3 observamos lo mismo. Tiene una alta tolerancia, con pocos eventos adversos locales y sistémicos”, dice Wappner.

Entre los efectos adversos, los más comunes fueron dolor en el sitio de aplicación y fatiga, pero se autolimitaron a las 48 horas desde la inyección.

Fase 2 prometedora

Según Wappner, los resultados de fase 2 son muy alentadores. “La hipótesis es que será una fórmula superior a las vacunas actuales, por lo menos en cuanto a producción anticuerpos”, dice.

En esos ensayos la vacuna de Medicago-GSK logró títulos de anticuerpos neutralizantes contra el Sars-Cov-2 que fueron 10 veces más altos que los generan pacientes que se recuperaron de Covid-19.

Wappner agrega que las concentraciones de anticuerpos fueron entre 50 a 75 veces más altos que las fórmulas de AstraZeneca y Sputnik V.

“Estamos hablando de una vacuna altamente inmunogénica, como las de ARN. La alianza entre Medicago y GSK es importante porque el adyuvante genera una mayor inmunidad en las etapas iniciales, del tipo innata”, detalla.

El estudio también determinó que el 96 por ciento de los adultos y el 86 por ciento de los adultos mayores generaron inmunidad celular que funciona a largo plazo.

Adyuvante de GSK

Las vacunas son una formulación entre un principio activo que genera la respuesta inmunitaria (las VLP en este caso) y un conjunto de otras sustancias. Entre ellas puede haber un adyuvante.

El gigante farmacéutico GSK aporta esta sustancia que tiene por objetivo mejorar la respuesta inmunitaria para al hacerla más potente y duradera que si se inoculara solo el principio activo.

La sustancia también permite reducir la dosis administrada para poder aumentar la producción de vacunas, una medida crucial en una emergencia por pandemia.

Además de Medicago, GSK firmó convenios con otras empresas fabricantes de vacunas contra el Covid-19 que usarán este adyuvante.

En la última pandemia de gripe esta sustancia ayudó aumentar la producción de vacunas. Sin embargo, algunos estudios detectaron que esta vacuna (Pandemrix) estuvo asociada a cuadros de narcolepsia.

Por Lucas Viano @LucasViano
REDACCIÓN PENSAR SALUD
 redaccion@pensarsalud.com.ar 
Download WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
download coolpad firmware
Download WordPress Themes Free
udemy course download free

Tags: covid y tecnologia | covid y tratamientos-vacunas | vacuna | vacuna de Medicago | vacuna vegetal | vacunas | vacunas contra el Covid-19 | vacunas vegana

Notas relacionadas