Ranking de alimentos procesados con mayor cantidad de sodio

chango de supermercado
21 febrero, 2017

La Fundación Interamericana del Corazón – Argentina dio a conocer los resultados de un relevamiento que realizó en febrero de 2014 sobre los rótulos nutricionales de 1320 productos en una cadena de supermercados de la provincia de Buenos Aires.

gráfico sodio alimentos procesados

FUENTE: FIC

contenido sodio alimentos fic

Fuente: FIC

Los resultados de la investigación detectaron que los grupos de alimentos con mayor contenido de sodio, en este orden, son:

  1. Las salsas y productos untables (mediana: 867mg/100 g)
  2. Los productos cárnicos (mediana: 750mg/100g)
  3. Quesos (653mg/100gr)
  4. Snacks y productos de copetín (644mg/100g)

Dentro de estos grupos, las categorías con mayor contenido de sodio son:

  • Los aperitivos -ej. aceitunas, etc- (mediana: 1415mg/100g)
  • Los chacinados -ej. fiambres, etc- (mediana: 1050mg/100g)
  • Los platos listos -ej. sopas instantáneas, etc-(mediana: 941mg / 100 g)
  • Los aderezos -ej. mayonesa, etc- (mediana: 933mg/100gr)
  • Los untables cárnicos -paté- (mediana: 700mg/100gr)
  • Los quesos (mediana: 653mg/100gr

También se encontró una gran variabilidad en el contenido de sodio de productos pertenecientes a los mismos grupos de alimentos (es decir, alimentos con procesos de elaboración similares). Los coeficientes de variación (es decir, la variabilidad de contenido de sodio de los productos dentro de una misma categoría) para todos los grupos de alimentos oscilaron entre 119% y 40%.

Argentina se convirtió en uno de los primeros países de la región en regular el contenido de sodio en los alimentos procesados.

A modo de ejemplo, en el caso de la margarina, la de mayor contenido de sodio tenía 720mg cada 100g, mientras que la de menor contenido de sodio registró 200mg de sodio cada 100g de producto con un coeficiente de variabilidad del 48%. Esto demuestra la factibilidad de establecer metas de descenso más ambiciosas.

Del total de productos relevados (n=1320), el 22,1% (n=292) está incluido en la Ley Nacional 26.905 de Consumo de Sodio. Con respecto a los límites máximos establecidos por la ley, se encontró un alto nivel de cumplimiento en esta primera etapa, ya que sólo el 15,1% (n=44) del total de los productos sobrepasan los niveles máximos establecidos por la ley.

50 de 55 productos cárnicos (90,9%), 171 de los 210 (81,4%) farináceos y 27 de 27 (100%) productos del grupo de sopas, aderezos y conservas ya están por debajo de las metas establecidas en esta primera etapa de reducción, lo cual muestra la importancia de establecer nuevas metas de reducción para estos grupos de productos.

La importancia de la ingesta excesiva de sal

Existe evidencia científica suficiente que demuestra la relación entre la ingesta excesiva de sal, la presión arterial elevada y la enfermedad cardiovascular (2,4).

Se ha estimado que el exceso en la ingesta de sodio ha causado 2,7 millones de muertes a 5 nivel mundial en 2010.

En Argentina, la hipertensión es uno de los principales factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular . Según datos de la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (2013) el 34.1% de la población adulta es hipertensa.

La Organización Mundial de la Salud recomienda una ingesta de sal de 5 gramos diarios (2000 mg de sodio). En Argentina el valor promedio por habitante es de alrededor 12g/día (4800mg de sodio), de los cuales un 65-70% proviene de los alimentos 8 procesados.

Está demostrado que las políticas para reducir el contenido de sodio de los alimentos procesados son una manera eficaz para proteger la salud y prevenir las enfermedades cardiovasculares (ECV). En Argentina ya se encuentra comprobado el costo-beneficio de las medidas preventivas para reducir las ECV, el costo-beneficio de la reducción de sal y la viabilidad de la reducción de sodio en los alimentos procesados.

Por cada gramo menos de sal en la dieta, se podrían prevenir hasta 2.000 muertes de origen cardiovascular y aproximadamente unos 20.000 eventos 12 cardiovasculares al año.

Según datos del Ministerio de Salud se estima que una reducción de 3g en la ingesta total de sal podría prevenir alrededor de 6.000 muertes en la población argentina.

Escenario político de la investigación

En el 2011 el Ministerio de Salud de la Nación desarrolló la Iniciativa Menos Sal Más Vida con el objetivo de reducir el consumo de sodio a través de las siguientes líneas de acción: la concientización a la población, reducción progresiva del contenido de sodio de los alimentos procesados mediante acuerdos voluntarios con la
industria de alimentos y reducción del contenido de sal en la elaboración del pan artesanal.

En el marco de esta iniciativa se acordaron objetivos de reducción con la industria alimenticia, que según el grupo y la categoría del alimento varían entre el 5% y el 18% sobre los niveles máximos de 14 sodio/sal, en un período de dos años.

En diciembre de 2013, Argentina promulgó una ley de reducción de sodio (Ley 26.905), que entró en vigencia en diciembre de 2014. En enero de 2017, a través del decreto 16/2017, la ley fue reglamentada, lo que permitirá una ampliación de las acciones.

Ver más: Salud pone en marcha la ley para reducir el consumo de sal

De esta manera, Argentina se convirtió en uno de los primeros países de la región en regular el contenido de sodio en los alimentos procesados. La ley incluye reducciones graduales similares a las metas establecidas en el acuerdo voluntario (entre 5% y 18% de reducción) en tres grupos de alimentos: productos cárnicos y derivados; farináceos; sopas, aderezos y conservas.

Además la ley promueve campañas de educación a la población en general y una estrategia en restaurantes para reducir el consumo de sodio.

Acerca de la investigación

El estudio es parte de una iniciativa internacional liderada por The George Institute for Global Health. La información presentada es parte de un estudio de investigación cuali-cuantitativo presentado por el equipo del Área de Políticas de Alimentación Saludable de la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC Argentina) y financiado por el International Development Research Centre (IDRC) de Canadá.

El objetivo general ha sido desarrollar una estrategia integral de investigación para promover la reducción de sodio en nuestro país e informar a los decisores políticos sobre el cumplimiento de las políticas y su impacto.

Entre las principales recomendaciones que realizó FIC se encuentra la de incluir en adelante todas las categorías de alimentos que actualmente no están incorporadas en la ley.

FUENTE: Fundación Interamericana del Corazón – Argentina

 

Notas relacionadas: Salud pone en marcha la ley para reducir el consumo de sal

Free Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
free download udemy course

Tags: alimentación saludable | hipertensión | propiedades de los alimentos | salud corazon

Notas relacionadas