Cuál es el límite de seguridad del consumo de bebidas energizantes

bebida energizante
4 octubre, 2022

Las bebidas energizantes son cada vez más populares. Con alto contenido en compuestos estimulantes, ya no son sólo consumo de gimnasio sino también la bebida preferida de estudiantes antes de los exámenes y de oficinistas que durmieron poco. Sin embargo, estas latitas coloridas no son inocuas. Su consumo excesivo puede traer riesgos para personas con problemas cardíacos subyacentes, aunque los efectos que producen las bebidas energizantes son aún más amplios.

El contenido más importante de las bebidas energizantes es la cafeína, que actúa como un estimulante en el organismo, mejorando la atención y generando una sensación de alerta, como el café. La cuestión es que las “energy drinks”, como se las conoce, contienen mucha más cafeína que un cafecito de bar (40 mg de cafeína). Y los límites de seguridad sanitaria se traspasan rápidamente.

Dosis máxima segura

Cada lata suele tener entre 100 y 300 mg de cafeína. Como el límite diario para un adulto -según la Oficina de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos- es 400 mg, hay que tener en cuenta que dos latas pueden llevar a sobrepasar la dosis segura. La consecuencia puede manifestarse en forma de palpitaciones, irritabilidad, insomnio y hasta ataques de pánico.

Además de cafeína, las bebidas energizantes contienen azúcar o edulcorantes artificiales en altas dosis, lo cual puede contribuir a desarrollar trastornos metabólicos y sobrepeso. Una lata de «energy drink» puede contener todo el azúcar que se recomienda diariamente para una dieta saludable. Ciertas bebidas energizantes contienen también vitaminas, minerales, aminoácidos y derivados de hierbas, como el ginseng y la guaraná. Todos estos compuestos pueden resultar beneficiosos o tóxicos en los adultos, dependiendo de la dosis.

Para los niños, no hay ninguna dosis segura, según la FDA norteamericana. Entre los 12 y los 18 años, la Academia Norteamericana de Pediatría pone el límite de cafeína total en los 100 mg diarios. Por su parte, la agencia europea de seguridad alimentaria sugiere una dosis de cafeína máxima de 3 mg por kg de peso.

Riesgos asociados y efectos que producen las bebidas energizantes

Las bebidas energizantes son muy populares entre los adolescentes, que pueden comprarlas en kioskos y supermercados sin límites. El mercado mundial ascendió en 2019 a 57.000 millones de dólares y continúa en ascenso, señalan los especialistas en marketing. Cadenas de café como Starbucks ya ofrecen versiones “energizantes” de sus cafés, mientras que la clásica bebida para recuperarse después de un entrenamiento atlético intensivo, el Gatorade, lanzó este año una bebida que pretende competir con el Red Bull.

Si bien estas bebidas se promocionan para mejorar el rendimiento físico y mental, también pueden tener efectos adversos sobre la salud. Distintos estudios las asociaron con un pequeño riesgo de padecer gota, cirrosis, Parkinson y hasta Alzheimer. Pero la mayor preocupación reside en el corazón.

El consumo de bebidas energizantes, generalmente en combinación con alcohol, ha generado varios casos de angina de pecho, un dolor fuerte que habitualmente es consecuencia de la contracción de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón y la falta de llegada de sangre al músculo cardíaco. Las bebidas energizantes también se han asociado con trastornos en la conducción eléctrica cardíaca, con la consecuente producción de distinto tipo de arritmias.

La ingesta frecuente de bebidas energizantes puede generar dependencia y promover un consumo cada vez mayor de cafeína. El consumo excesivo puede llevar a padecer dolores de cabeza e hipertensión. Un pequeño ensayo clínico con niños y adolescentes alemanes, publicado recientemente en Frontiers in Cardiovascular Medicine, mostró que el consumo de bebidas energizantes provoca rápidamente un aumento de la presión arterial sistólica y diastólica (máxima y mínima), así como también un incremento de la frecuencia cardíaca.

Preocupación por el alto consumo en adolescentes

Expertos británicos estudiaron los efectos de bebidas energizantes en jóvenes y concluyeron que hasta el 30% consumía este producto una vez por semana. La ingesta durante 5 días a la semana o más se asoció con problemas de salud que iban desde dolores abdominales y alteraciones del sueño, hasta trastornos cardiovasculares y renales, además de cambios en el comportamiento asociado a consumo de alcohol y tabaco, según publicaron en el British Medical Journal.

Los pediatras están preocupados por los efectos que producen las bebidas energizantes en adolescentes frente a su creciente consumo en los menores de 18 años, estimulado por mensajes que alientan el rendimiento deportivo y la concentración mental.

Se estima que en la Argentina los chicos comienzan a beber estas latas al terminar la escuela primaria, porque son de venta libre y los padres desconocem que puede generarles riesgos. De hecho, la ANMAT las considera suplementos dietarios.

Una encuesta realizada en la Argentina por estudiantes de Nutrición de la Fundación Barceló en personas de 18 a 40 años mostró en 2013 que la mayoría de los consumidores de bebidas energizantes (59%) las mezclaban con alcohol y no las usaban con propósitos deportivos.

Aunque la mayoría de los expertos sostienen que el consumo ocasional de una energy drink no es peligroso, insisten en subrayar que no todos los individuos responden igual al consumo de estimulantes.

Los cardiólogos recomiendan que las personas que tienen extrasístoles o antecedentes familiares de arritmias o muerte súbita no consuman energy drinks sin consultar al médico.

REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!
Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
download udemy paid course for free

Tags: abuso de drogas | adolescentes | alcohol | ataques de pánico | azúcar | Bebidas azucaradas | bebidas energizantes | cafeína | consumos problemáticos | corazón | energy drinks | gatorade | insomnio | red bull | salud corazon | speed

Notas relacionadas