De qué enfermedades tienen que cuidarse las mujeres argentinas

dos mujeres en la calle
7 marzo, 2020

A pocas horas de que se conmemore otro 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, lograr ser más saludables es también un gran desafío para estos tiempos que protagonizan.

Las mujeres están vinculadas a las tareas de cuidado. Son las madres, las hijas, las nietas, las abuelas las que suelen llegar primero para asistir y contener. Sin embargo, no son tan buenas en atenderse a sí mismas.

En Argentina, como en el mundo, las mujeres son más longevas que los hombres. La esperanza de vida de la mujer es de 74 años y de los hombres de 69. Pero para gozar de una buena vejez, desde muy jóvenes deben tomar una acción activa y consciente de cuidados preventivos.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, la principal causa de muerte de mujeres está vinculada a enfermedades cardiovasculares. Con respecto al cáncer, el de mama y de cuello uterino son los más frecuentes, seguido por el de colon y el carcinoma pulmonar.

El documento destaca, además, que la depresión es más común en las mujeres (5,1%) que en los hombres (3,6%) y que una de cada tres mujeres puede sufrir agresiones físicas y sexuales en algún momento de su vida.

Más de 830 mujeres fallecen por día debido a causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto. La mayoría de las personas infectadas por el VIH son también mujeres, especialmente jóvenes de 15 a 24 años.

Enfermedad cardiovascular: la más letal

En Argentina, 8 mujeres mueren por enfermedad del corazón por cada una que lo hace de cáncer de mama. El infarto de miocardio es la principal causa de muerte de las mujeres en nuestro país.

Esto significa que una de cada 3 mujeres argentinas sufrirá un infarto o accidente cardiovascular.

Desde la Sociedad Argentina de Cardiología advierten que toda mujer debería conocer su presión arterial, colesterol y nivel de azúcar en sangre. Para ello se requieren controles periódicos, ya que ni la hipertensión ni el colesterol alto suelen presentar síntomas.

Tampoco deben desconocer que a partir de los 60 años aumenta el riesgo de hipertensión, por lo que los controles deben realizarse una vez al año a partir de esta edad.

Los cardiólogos también señalan la importancia de conocer las enfermedades de los padres: ante la existencia de antecedentes cardiovasculares pueden requerirse controles precozmente.

Entre los consejos de la Sociedad Argentina de Cardiología también se encuentran el no fumar, caminar diariamente al menos media hora, mantener un peso y una dieta saludables. Esta última debe incorporar vegetales, una hidratación adecuada y reducir el consumo de sal.

Parecen recomendaciones trilladas, pero la realidad es que estos hábitos saludables reducen no solo el riesgo de enfermedad cardiovascular sino también de muchos tipos de cáncer.

Pap y mamografía, ¿cuándo hay que hacerlos?

El cáncer de mama y de cuello uterino causan la mayor cantidad de muertes de mujeres argentinas después de los infartos. Detectarlos en forma temprana mejora notablemente las perspectivas de curación, y para ello se requieren exámenes periódicos como la mamografía y el PAP.

A partir de los 50 años aumentan las probabilidades de tener cáncer de mama, por eso el Ministerio de Salud de la Nación recomienda una mamografía anual entre los 50 y los 70 años. En el caso de las mujeres menores de 40 y mayores de 70 años, será el médico quien evaluará en forma personalizada si conviene o no realizar este examen.

Al mismo tiempo, el médico debe realizar el examen clínico de mamas a partir de los 20 años, palpándolas para detectar bultos u otras anomalías. Entre los 40 y los 70 este examen clínico está aconsejado una vez por año, mientras que para las mujeres menores de 40 y mayores de 70, se recomienda cada 3.

Para detectar el virus del papiloma humano (VPH), uno de los mayores responsables del desarrollo del cáncer de cuello uterino, la recomendación es que todas las mujeres entre los 35 y los 64 años se realicen un Par. El Ministerio de Salud argentino indica que no es necesario hacerlo todos los años. Si durante 2 años seguidos el resultado dio negativo, el Pap puede hacerse luego cada 3 años.

El riesgo de cáncer de cuello de útero aumenta con la edad y la mayor incidencia es a partir de los 50 años. Por eso, aún después de la menopausia, es importante que las mujeres sigan haciéndose el PAP.

PENSAR SALUD

 

Download WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
download coolpad firmware
Premium WordPress Themes Download
free online course

Tags: cáncer de cuello | cáncer de mama | mujer | pap | salud de la mujer

Notas relacionadas