Más de un año de Opción de Cambio Digital en Argentina ¿Cómo estamos?

19 marzo, 2022

Por Carlos Felice

En octubre de 2020 y sin demasiado estruendo la Resolución 1216/2020 de la Superintendencia de Servicios de Salud estableció la digitalización de un trámite crítico, la «opción de cambio» de obra social. Es uno de los cambios significativos que impulsó la pandemia en el sistema de salud argentino y también lo es la digitalización de otro trámite relacionado, la Anulación de Opción de Cambio, que llegó para contener los «traspasos fraudulentos» de obra social que asolaban al sistema.

En ambos casos, logró torcerse el curso de la historia de una compleja lógica de subsectores de salud que aún enfrentan desafíos para su articulación.

Opciones de cambio en la era pre-digital

Como sabemos, en la era pre-digital (parece una eternidad, pero sólo ha pasado poco más de un año) los trabajadores con empleo registrado habilitados para ejercer este derecho podían cambiar de obra social anualmente mediante la firma presencial, por triplicado, en la sede de una obra social, certificada luego por escribano o en sede bancaria. En forma de expedientes, a los que también se incorporaban fotocopias de documentación personal, la entidad aseguradora debía posteriormente, a su vez, ingresar el trámite en soporte físico por la Mesa de Entradas del ente regulador en su sede de la Ciudad de Buenos Aires. Para ser justos, también se enviaba un archivo digital, pero, por supuesto, esto no ahorraba la presentación del expediente en soporte físico.

En síntesis, una opción firmada por un ciudadano en Tierra del Fuego, por ejemplo, debía viajar en avión en una caja de correo postal para ser luego entregada en mano por un empleado de la obra social en la Diagonal Norte del centro porteño.

Este absurdo afortunadamente fue reparado con la Resolución que instruyó la digitalización de la Opción de cambio en un trámite 100% digital, a través de un aplicativo que incluye validación con clave fiscal y confirmación del trámite mediante el correo electrónico personal.

Fue una transformación profunda dentro de la seguridad social. Ya ningún argentino debió moverse de su casa para ejercer su derecho de opción por la obra social que deseara.

¿Qué pasó en OSPAT a partir de este cambio?

  • La posibilidad de la firma digital hoy les está permitiendo a quienes quieren elegirnos, desde cualquier lugar de Argentina, realizar todo el trámite vía online, con validación informática de su identidad y sin intermediaciones que garantizan el ejercicio del derecho en libertad.
  • Especialmente en el nivel regional redujimos la dotación de personal que la obra social debía destinar a cumplimentar los engorrosos movimientos de documentación física y los reorientamos a la mejora de la calidad de la atención.
  • Comprobamos la significativa reducción de los plazos para que los interesados puedan conseguir su alta en la obra social: para los trabajadores en relación de dependencia pasó de demorar entre 2 y 3 meses, a concretarse en entre 1 y 30 días. Es una diferencia enorme y significó nuevos retos administrativos puertas adentro de la obra social.
  • En la era pre-digital existía una cuota mensual de rechazos informados por la Superintendencia de Servicios de Salud, motivados por errores técnicos. Problemas en la confección de la ficha de opción, errores administrativos de la obra social, etc. Esta cuota se redujo a cero. Si hay errores, surgen en el mismo momento de concreción del trámite digital y quedan resueltos en esa instancia.
  • La incorporación de familiares al grupo siempre implica relativa demora, sin embargo desde OSPAT nos acoplamos y logramos que si los titulares del grupo obtienen su alta en la obra social el primer día hábil, los familiares también pueden obtenerla durante la primera semana del mes (para ello, transformamos nuestros propios procesos). Cabe aclarar que, de todas maneras, este aspecto sigue teniendo componentes analógicos, como la presentación de documentación en delegaciones locales.
  • Credenciales OSPAT: lograda el alta efectiva rápidamente, los afiliados acceden al instante a una credencial digital provisoria que los acredita en caso de necesitar prestación urgente.

Anulación de traspasos compulsivos

Se hacía hace años, pero se había intensificado de manera descarada para 2020. Mediante prácticas fraudulentas, agentes del seguro de salud argentino se habían dedicado sistemáticamente a fraguar la firma de afiliados a obras sociales para traspasarlos contra su voluntad a otra obra social. También se recurría a engaños o a estafas varias.

En el caso de los monotributistas sociales, hubo en 2020 movimientos fraudulentos numerosos que la misma Superintendencia de Salud hizo públicos.

Respecto a qué podían hacer los damnificados, era poco: embarcarse en una maraña burocrática lenta y poco productiva para reclamarlo.

Desde octubre de 2020 a esta parte la Superintendencia de Servicios de Salud ofrece una nueva herramienta digital para “Anular” una opción de cambio al momento de identificar que se ha sido víctima de una estafa de este tipo. Es de esperar que esto detenga o disuada a los estafadores del sistema.

Conclusiones desde obra social OSPAT

En definitiva, la accesibilidad y la seguridad del trámite de Opción de cambio se ampliaron enormemente.

Aunque los traspasos fraudulentos persisten (con nuevos formatos informáticos), también es más sencillo ahora denunciar un cambio de obra social sin consentimiento del interesado y obtener una respuesta oportuna por parte de la Superintendencia de Servicios de Salud.

Por otro lado, a simple vista, esta transformación deparará nuevos desafíos para la competitividad de las obras sociales nacionales y la modernización interna. Nosotros ya hemos recogido el guante hace tiempo con entusiasmo. Aunque estamos comenzando el camino, claro está.

En un subsector que no se ha caracterizado por su elasticidad para aggionarse a la gestión que exige el siglo XXI, son grandes oportunidades.

Por Carlos Felice

Carlos Felice
(*) Abogado. Especialista en Sistemas de Salud. Presidente de Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT) y Secretario General de Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA).

NOTA PUBLICADA EN REVISTA MÉDICOS Nro 127 . Marzo 2022

 

Download WordPress Themes Free
Download Premium WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
udemy paid course free download

Tags: carlos felice | ospat | sistema de salud

Notas relacionadas