Coronavirus: El desafío de los anticuerpos

mano con tubo de ensayo rotulado covid
8 mayo, 2020

Todos los que tuvieron sarampión o varicela en la infancia lo saben: basta enfermarse una vez para quedar inmune para toda la vida. Se podrá estar en el futuro en contacto con personas con sarampión o varicela sin recaer. Pero no todas las enfermedades infecciosas son iguales. Es posible volver a tener gripe cada año y padecer varios resfríos durante un invierno. Muchos resfríos, vale recordar, son causados por coronavirus, la familia viral que hoy tiene en vilo a la humanidad con su nuevo miembro pandémico: el SARS-CoV-2.

La clave de la inmunidad a un virus o a una bacteria está en el comportamiento del microbio y también en la capacidad del sistema defensivo de cada persona. Ante un agente que invade el organismo –ya sea en forma natural o a través de una vacuna-, el sistema inmunológico contraataca con un complejo sistema de respuestas en distintos niveles y tiempos. Las respuestas más conocidas son los anticuerpos, proteínas  que aparecen alrededor de una semana después del “ataque” viral y que se miden en muchas enfermedades como testigo de un contacto no deseado con el agente invasor. Pero, advierten los especialistas, no todos los anticuerpos son igualmente efectivos contra los invasores. Sólo los llamados “neutralizantes” otorgan un pasaporte a la inmunidad. Pero con el nuevo coronavirus puede ser necesario renovarlo cada pocos meses o una sola vez en la vida, todavía nadie lo sabe.

Tests rápidos

Existen numerosos tests rápidos para detectar anticuerpos en la sangre, pero los expertos advierten que la mayoría no son confiables. Además, pueden generar  casos de positivos o negativos falsos, lo que aumenta la incertidumbre. Por el momento, los tests serológicos (de sangre) que detectan rapidamente ciertos anticuerpos denominados “inmunoglobulinas” sólo se recomiendan para hacer estudios epidemiológicos en la población para saber qué proporción de la gente ha tenido ya contacto con el nuevo coronavirus. Los tests rápidos, como los que se están utilizando en estaciones ferroviarias argentinas,  no se recomiendan para hacer diagnóstico de la enfermedad actual o pasada.

Miedo a la reinfección

Algunos pacientes que tuvieron COVID-19, dicen los bioquímicos, no muestran anticuerpos neutralizantes en su sangre ni siquiera dos semanas después de haberse curado. ¿Podrían reinfectarse aunque ya hayan padecido la enfermedad?

Este temor aumentó después de que más de 200 pacientes recuperados en Corea del Sur volvieran a dar positivo en los tests de PCR (los que se usan para diagnosticar y requieren hisopado) después de ser dados de alta con un resultado negativo. Ahora se cree que los tests genéticos de PCR pudieron haber detectado partículas del virus muerto que todavía no habían sido eliminadas del organismo, es decir, tan solo moléculas de material genético sin capacidad de infectar. En ese sentido, los resultados podrían ser considerados “falsos positivos”. Pero todavía la cuestión no está del todo cerrada.

¿Podría el virus mantenerse inactivo dentro de las células y reactivarse más tarde, como ocurre a veces con el HIV-Sida? Los expertos no lo creen, ya que el coronavirus no se integra a las células lo suficiente como para persistir. La mayoría de los especialistas apuestan a que el nuevo coronavirus deje un “recuerdo” en el sistema defensivo durante al menos un año. Si la persona volviera a encontrarse con el virus, la memoria inmunológica alcanzaría para defenderla.

Sin embargo, el nuevo coronavirus todavía es muy reciente y podría dar sorpresas. Como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), hace menos de seis meses que se conoce al SARS-COV-2 y todavía no se saben muchas cosas. Incluso quienes muestran anticuerpos en los tests  podrían no ser inmunes más adelante, alertaron los expertos. Después de todo, la inmunidad a los coronavirus que causan los resfríos comunes apenas duran unos meses.

¿Tiene sentido implementar un «pasaporte de inmunidad»?

“No sabemos si el virus deja inmunidad ni tampoco cuánto dura la inmunidad”, enfatizó el infectólogo argentino Pedro Cahn en un reciente seminario. “No se trata sólo de generar anticuerpos; después de todo, el virus HIV también lo hace. Hay que ver si esos anticuerpos generan inmunidad prolongada”, agregó el director de la Fundación Huésped.

“No hay evidencia de que las personas que se hayan recuperado de Covid-19 y tengan anticuerpos estén protegidas de una segunda infección”, subrayó la OMS. Esto significa que habrá que continuar tomando medidas de distanciamiento físico y lavado frecuente de manos con agua y jabón para no reinfectarse. Y que no habrá, por el momento, certificado o “pasaporte de inmunidad” para viajar entre países o volver a trabajar después de recuperarse.

PENSAR SALUD

Download Nulled WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
free download udemy paid course

Tags: covid y cepas | covid y mutaciones | covid y tratamientos-vacunas | inmunidad | vacunas | vacunas; antivacunas

Notas relacionadas