Operativos con perros para detectar COVID-19

perros para detectar COVID-19
22 febrero, 2021

A un año del inicio de la pandemia, los tests para detectar COVID-19 se instalaron en el paisaje cotidiano. A nadie le sorprende tener que hisoparse al volver de las vacaciones y los maestros se preparan para testearse en distintos centros comunitarios antes de volver a clases.

Sin embargo, los tests siguen siendo escasos para la demanda existente. Muchas personas tienen que esperar días para recibir los resultados. Por eso, el entrenamiento de perros para detectar COVID-19 es una nueva alternativa.

“Método canino”

Es muy probable que pronto se vean perros para detectar COVID-19 en los aeropuertos, como ya puede verse en grandes eventos deportivos en Estados Unidos. Algunos estudios muestran que el método canino es sensible y eficaz.

Un estudio alemán mostró que perros entrenados son capaces de detectar secreciones de pacientes hospitalizados con COVID-19 y distinguirlas de muestras de personas no infectadas con una gran sensibilidad.

La existencia de personas asintomáticas es uno de los mayores desafíos para la prevención de la transmisión del COVID-19. Según un reciente estudio, más de la mitad de las personas infectadas no presentan síntomas de la enfermedad, pero pueden contagiarla.

La necesidad de testeos frecuentes y extendidos en la comunidad sigue siendo necesaria. Pero, ante la escasez de recursos, los perros podrían ser una buena alternativa.

En 2020, estudio piloto realizado en Alemania mostró que los perros entrenados son capaces de detectar secreciones de pacientes hospitalizados con COVID-19 y distinguirlas de muestras de personas no infectadas con una gran sensibilidad.

Canes amigos de la salud

Los perros son detectores eficaces de:

  • cáncer de color
  • cáncer de pulmón
  • malaria
  • diabetes
  • Parkinson; entre otras dolencias.

Además, los perros son empleados para rastrear drogas ilícitas, explosivos y hasta dinero en valijas de aeropuertos. También se utilizan en terremotos para ubicar a víctimas y en muchos escenarios de crímenes.

Los perros tienen entre 125 y 300 millones de células olfativas, una inmensidad comparada con las 5 a 6 millones que portan los seres humanos.

El uso de perros como rastreadores de moléculas orgánicas volátiles resulta lógico si se atiende a su biología. Después de todo, los tradicionales sabuesos –los “hounds” y los ovejeros belgas- tienen hocicos prolongados recubiertos de receptores olfativos y suelen “ver” el mundo en forma tridimensional a través de sus narices.

Los perros tienen entre 125 y 300 millones de células olfativas, una inmensidad comparada con las 5 a 6 millones que portan los seres humanos. Un tercio del cerebro del perro se dedica a interpretar las señales procedentes de sus hocicos, mientras que apenas un 5% del cerebro humano se ocupa de los olores. Se entiende, entonces, que se utilice su sentido del olfato para detectar huellas de enfermedades disueltas en distintos medios, como la orina, la piel y hasta el sudor.

Es importante destacar que el virus SARS COV-2 no tiene, en sí mismo, un olor específico. Pero sus moléculas orgánicas se asocian al aire que se exhala y a las diversas secreciones del organismo humano. Por lo tanto, los perros pueden detectar estas huellas cuando se acercan, por ejemplo, a la axila de una persona que camina apurada para tomar un avión o va a ver un partido de fútbol.

Entrenamiento para detectar COVID-19

Un equipo de investigadores colombianos reveló que distintos tipos de perros –desde un pastor belga y una mezcla de siberiano a un pitbull- pueden ser entrenados rápidamente para detectar COVID-19 en la saliva de personas con síntomas. Según el infectólogo Omar Vesga, los perros podrían utilizarse como método de detección en ámbitos laborales, turísticos y recreacionales.

Aparentemente, con entrenamiento de un par de meses, cualquier perro podría detectar COVID-19. De esta forma, se podrían limitar los períodos extensos de cuarentena y contribuir a la recuperación económica.

perro en aeropuerto

“Los resultados de los primeros estudios no sólo muestran que los perros pueden detectar a las personas que son COVID-19 positivas”, señala Tommy Dickey, profesor de la Universidad de California en Santa Barbara, Estados Unidos, y entrenador de perros de terapia. “También muestran que los perros pueden hacerlo en forma no intrusiva, más rápida y tan precisa como los tests que se usan habitualmente”, explicó en un artículo publicado recientemente en el Journal of Osteopathic Medicine.

Si la biodetección perruna resulta efectiva para detectar individuos asintomáticos o presintomáticos, los animales podrán ser usados en puntos de entrada a un país, tales como puertos y aeropuertos, para apoyar el monitoreo de los viajeros que salen o llegan, según investigadores británicos.

“Cada perro entrenado puede rastrear a 250 personas por hora y se los podría ubicar a la entrada de cada terminal”, sugieren James Logan y sus colegas de la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

Aunque todavía resta confirmar estos datos con otros estudios,  muchos investigadores no dudan de la capacidad de los perros para detectar COVID-19. De hecho, ya se están usando en algunos partidos de la NBA, en Estados Unidos, y en el aeropuerto de Helsinki, en Finlandia.

REDACCIÓN PENSAR SALUD
redacción@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!

 

Premium WordPress Themes Download
Free Download WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes
udemy course download free
download karbonn firmware
Download Premium WordPress Themes Free
download udemy paid course for free

Tags: covid e hisopado | covid y tests

Notas relacionadas