Fatiga del condón: cada vez hay más casos de infecciones de transmisión sexual

Preservativos para prevenir la enfermedades de transmisión sexual
4 mayo, 2022

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) para muchas personas pueden sonar de la Edad Media. Pero lejos de estar extinguidas siguen muy presentes a nivel mundial. Cada vez hay más personas con sífilis, gonorrea y clamidia.

Hasta el 2019 los casos de infecciones de transmisión sexual venían en aumento en Argentina. El 2020 se registró un descenso abrupto. “Una rápida lectura sugiere que la principal causa es una menor carga de notificaciones fruto de la tensión a que estuvieron sometidos los servicios de salud durante la pandemia”, dice el documento Respuesta al VIH y las ITS en Argentina, publicado en diciembre del 2021 por el Ministerio de Salud.

Y advierte: “Las medidas de aislamiento sanitario y las nuevas prácticas de autocuidado adoptadas por gran parte de la población, sin duda, han transformado el escenario. Las personas redujeron sus espacios de vinculación, acotaron encuentros y extremaron medidas de cuidado”.

Sin embargo, tras atravesar la parte más dura de la pandemia, el impacto de la ITS podría volver a sus valores normales. Incluso podrían exacerbarse fenómenos como la “fatiga del condón”.

Mitos de las infecciones de transmisión sexual

  • Hay más de 30 bacterias, virus y parásitos que se transmiten por el contacto sexual. Las más conocidas son: VIH-sida, sífilis, gonorrea, clamidia, virus del papiloma humano (VPH), tricomoniasis y hepatitis B.
  • No son enfermedades que afecten solo a determinados grupos como gays o trabajadores sexuales. Cualquier persona sin importad la edad, profesión y orientación sexual están expuestas a una ITS.
  • Se puede prevenir con dos conductas: tener una relación estable y monógama y que ambos hayan tenido resultados negativos para las ITS; y usar preservativo de manera correcta durante las relaciones sexuales (anal, vaginal y oral).
  • Tiene tratamiento de fácil acceso y son curables. Sin embargo, se están presentando caso de resistencia a los antibióticos.
  • La mayoría de las ITS pueden transmitirse durante el embarazo o el parto al bebé.

Consecuencias de no tratar la sífilis y gonorrea

“Las ITS pueden tener importantes consecuencias para la salud, incluido síntomas en los genitales, complicaciones durante el embarazo, infertilidad, aumento en la probabilidad de transmisión del VIH y efectos psicosociales», asegura la OPS.

En el caso de la sífilis no tratada, la enfermedad pasa por una fase de latencia (sin síntomas) por años hasta una fase avanzada. Allí puede provocar dolores musculares, parálisis, ceguera y trastornos mentales.

En tanto, la gonorrea puede cursarse asintomática en especial si se localiza en el recto y la faringe. No genera grandes complicaciones, pero estas localizaciones funcionan como reservorios para la transmisión y para la evolución de cepas resistentes a los antibióticos.

Incidencia de la ITS en Argentina

Sífilis. Según el Ministerio de Salud de la Nación, la incidencia de sífilis cada 100 mil habitantes fue de 56,1 casos en 2019. Esta tasa viene subiendo desde 2015, cuando fue de 21,2. Más del 70% de los casos ocurren entre personas de 15 a 34 años.

Gonorrea. Una forma indirecta para saber su incidencia es a través de las notificaciones de secreción genital purulenta. En este caso, la tasa también venía subiendo. En 2015 fue de 7,1 casos cada 100 mil varones hasta los 11,7 en 2019.

Clamidia. Las secreciones genitales en varones sin especificar son un indicador indirecto de clamidia. La tasa en 2019 fue de 19,1 personas cada 100 mil habitantes y con tendencia a la suba.

Las causas del aumento de las ITS

“El aumento de las ITS se debe a un cambio en las conductas sexuales”, asegura Luciana Spadaccini, infectóloga en la Fundación Huésped y docente de la UBA. En una conferencia organizada por la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) enumeró algunos de esos cambios:

  • El inicio más temprano de las relaciones sexuales.
  • Un aumento en la cantidad de parejas sexuales.
  • El éxito de los tratamientos y de los medicamentos de profilaxis preexposición (terapias conocidas como PrEP) contra el VIH que provocaron un relajamiento en el uso del preservativo.
  • El aumento en el consumo de drogas de diseño (metanfetamina y Popper) que provocan una disminución en la percepción del riesgo.

ITS, pandemia y la “fatiga del condón”

Para algunos investigadores, en lugar de tomar más conciencia, la pandemia puede traer un efecto contrario respecto de los cuidados en salud. “El advenimiento del Covid-19 puede tener impactos imprevistos en el uso de condones y la propagación de ITS”, advierten los autores de un trabajo realizado en Australia sobre uso del preservativo.

Desde hace algunos años se observa un fenómeno conocido como «fatiga del condón», un cansancio en el uso de esta protección tras años de campaña de prevención del HIV. Este efecto se observa más en las personas jóvenes y también los hombres que tienen sexo con hombres.

La investigación australiana arroja pistas de que la pandemia podría haber exacerbado la “fatiga del condón”. El trabajo encontró una reducción en el uso del preservativo en personas heterosexuales y, sobre todo, entre quienes no tienen pareja estable, en comparación a su comportamiento prepandemia.

Acciones desde el estado para prevenir las ITS

Desde la OPS piden que los países refuercen las campañas de educación, pero que también avancen en el acceso a medicamentos y testeos.

“Es necesario seguir fortaleciendo las nuevas estrategias innovadoras, como las profilaxis pre y post exposición, la autoprueba, la dispensación de medicamentos durante varios meses y los nuevos modelos de atención. Esto nos va a permitir eliminar las desigualdades para garantizar un acceso universal a la salud”, comentó Marcelo Vila, consultor nacional en VIH e ITS de la OPS.

A fines de marzo de 2022, legisladores presentaron un proyecto de ley de respuesta integral al VIH, hepatitis virales, tuberculosis e ITS. La normativa vigente sobre este tema es de hace 30 años.

El proyecto establece el acceso universal y gratuito a la salud, pública y privada, instituciones que están obligadas a brindar asistencia integral, universal, gratuita, a las personas expuestas y/o afectadas por estas patologías.

Por ejemplo, indica que las pruebas para detectar estas enfermedades deben ser voluntarias, gratuitas, confidenciales y universales.

Por Lucas Viano @LucasViano
REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!
Download Nulled WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Premium WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
udemy course download free

Tags: clamidia | enfermedades de transmisión sexual | ETS | gonorrea | infecciones de transmisión sexual | its | sida | Sífilis | vih

Notas relacionadas