Científicos argentinos desarrollan tests rápidos para detectar coronavirus

test de coronavirus
16 abril, 2020

Agilizar los tiempos y reducir los costos. Ese es el objetivo que se propusieron investigadores del CONICET para darle batalla al avance del coronavirus en el país. Los científicos lograron detectar de manera rápida la presencia del COVID-19 en muestras de pacientes positivos, lo que posibilitaría realizar tests en distintos centros médicos y que el resultado esté en una hora.

El desafío de los investigadores es desarrollar kits que se puedan aplicar sobre los hisopados directamente (muestras del paciente). “Lo que hicimos fue adaptar tests desarrollados para dengue a la detección del COVID-19 en un tiempo récord”, indicó Santiago Werbajh, de la Fundación Pablo Cassará.

En el proyecto, que aún debe someterse a “pruebas de desempeño” en el Instituto Malbrán y su posterior registro en el ANMAT, participaron especialistas del Instituto de Ciencia y Tecnología Dr. Cesar Milstein (ICT Milstein) y de la Fundación Pablo Cassará. Estos grupos, dirigidos por Adrián Vojnov y Carolina Carrillo, estaban ya trabajando en el desarrollo de testeos rápidos para otras enfermedades como Dengue, Zika y Chikungunya.

De qué se trata el nuevo test

La técnica consiste en la utilización de hisopados bucales, mediante una extracción del ARN (el mensajero de la información genética) muy simplificada. La muestra se agrega a una solución que está en un tubo, se cierra el tubo, se pone a incubar y en una hora el resultado se puede observar a simple vista. Esto “permitiría obtener un kit de uso ambulatorio que acorte significativamente los tiempos de diagnóstico”, indicó Luciana Larocca, investigadora del CONICET en el ICT Milstein.

“Teníamos mucha confianza en nuestro desarrollo. Las primeras pruebas de sensibilidad indican que el virus se encuentra en un alto nivel, lo que permitiría obtener un kit muy robusto en cuanto al desempeño”, afirmó Vojnov, también director del ICT Milstein. “Lo que logramos fue encontrar el virus en diez muestras de pacientes que eran positivos. La siguiente etapa sería la ‘prueba de desempeño’ que consiste en comparar los resultados de nuestro test contra los de PCR, que es la técnica de diagnóstico que usa el Malbrán y los centros descentralizados actualmente”, explicó el científico.

Si bien tanto esta técnica como la PCR “buscan el virus”, el especialista sostuvo que “la PCR necesita un equipamiento y un entrenamiento, en cambio la nuestra hace todo el proceso a la misma temperatura, por lo que lo único que se necesita es un calentador a esa temperatura, y eso simplifica mucho”.

La técnica para diagnosticar COVID-19 que se viene utilizando desde el comienzo de la pandemia es la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), que detecta el material genético (ARN) del virus SARS-COV-2 en una muestra del paciente. Aunque es una prueba muy fiable, tarda muchas horas en dar un resultado, lo que limita el número de test que se pueden realizar.

Los investigadores ya hicieron los primeros ensayos con muestras de pacientes. Ahora continúan con pruebas de sensibilidad y especificidad para que el kit pueda entrar en una fase de pruebas en el Malbrán.

Distintos tipos de test

Existen diversos métodos de testeo para la detectar el Covid-19 o cualquier otro virus respiratorio. Más allá de la rápidez con la que se puedan obtener sus resultados, se basan en distintas tecnologías para diferentes casos.

Por un lado, están los métodos directos de detección viral. Estos buscan reconocer una sustancia viral o -en el caso de las técnicas moleculares como PCR o CRISPR- una determinada secuencia genética indicativa de la presencia del virus.

Por otro lado, están los métodos indirectos, como los basados en análisis serológicos, que permiten identificar la presencia de los anticuerpos que forman parte de la respuesta inmune a un determinado virus. Todos las metodologías sirven y pueden ser las más adecuadas para diferentes fines o situaciones.

Avances en otras pruebas

Además de los equipos comandados por Vojnov y Carrillo, otro grupo de investigadores de CASPR Biotech, una empresa de base biotecnológica bajo normativa del CONICET, desarrolló un test que permite detectar el material genético del virus a través de una tira reactiva (similar a las que se usan en los test de embarazo).

“Pudimos probar que el test de detección funciona en muestras de pacientes infectados y estos resultados pueden detectarse con claridad en tiras reactivas de papel, lo que nos pone en camino de validar la tecnología CRISPR como método de diagnóstico”, agregó el investigador.

La tecnología CRISPR apunta a reconocer en las muestras la huella digital del virus (su código genético expresado en una secuencia de ARN). Los resultados son similares a la metología PCR pero implica procesos más cortos y una infraestructura de menor complejidad y más barata.

Estas técnicas, al igual que la PCR, se diferencian de las denominadas “serológicas” que en lugar de buscar el virus buscan los anticuerpos generados en el plasma de la sangre, lo que puede significar que la persona ha tenido contacto con el virus, pero no especifica si lo tiene en ese momento.

Los proyectos se desarrollan en el marco de la Unidad Coronavirus Covid-19 impulsada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) junto con el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación para enfrentar la pandemia.

PENSAR SALUD

Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Premium WordPress Themes Free
udemy free download
download intex firmware
Download Best WordPress Themes Free Download
lynda course free download

Tags: covid y tecnologia | covid y tests | Innovación | Tecnologia

Notas relacionadas