Prueban una píldora que reduce más del 30% el riesgo de infarto y ACV

una mano llevándose píldora a la boca
24 noviembre, 2020

Los cardiólogos lo venían anticipando hace años y un flamante estudio científico lo confirmó. Una píldora que combina fármacos contra el colesterol y contra la hipertensión sería capaz de reducir más de un 20% del riesgo cardíaco. Además, combinada con una pequeña dosis diaria de aspirina, reduciría más el riesgo cardíaco.

En Argentina, donde más de 4.000 personas sufren infartos cada año, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte.

El estudio fue presentado en el reciente congreso virtual de la American Heart Association. Según los autores, el tratamiento si se aplicara masivamente permitiría alcanzar el objetivo mundial de reducir un 30% la mortalidad cardiovascular en el año 2030.

Polipíldora y aspirina

En el mundo se producen, aproximadamente, unas 18 millones de muertes anuales por razones cardiovasculares vinculadas al corazón y a la irrigación sanguínea del cerebro. Más del 80% ocurren en países con bajos y medianos ingresos.

En Argentina, donde más de 4.000 personas sufren infartos cada año, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte.

La polipíldora reduciría un 21% el riesgo cardiovascular y si se le suma una“aspirineta” diaria, el riesgo de padecer un infarto, un ACV o una insuficiencia cardíaca o una muerte por causas cardiovascular disminuiría un 31% .

Salim Yusim, profesor de la Universidad McMaster, en Toronto, Canadá, y uno de los autores del estudio aseguró que “se debería indicar una polipíldora junto con aspirina como prevención para los pacientes que tengan riesgo de enfermedad cardíaca”, señala. Además, agregó que ese tratamiento evitaría entre 3 y 5 millones de muertes mundiales.

Testeos de la nueva píldora

“El uso amplio de la poli-píldora beneficiaría a la gente tanto en países ricos como pobres”, apunta Philip Joseph, coautor del estudio.

El nuevo estudio, publicado en la revista New England Journal of Medicine, fue realizado en 5.700 pacientes de 9 países. Se aplicó distintas combinaciones de fármacos y se comparó su efecto con una sustancia inerte: placebo.

Tras seguir a los pacientes durante 5 años, los investigadores liderados por el canadiense Salim Yusuf encontraron que la polipíldora (que contenía simvastatina más atenolol, hidroclorotiazida y ramipril) reducía 21% el riesgo cardiovascular. Si a esta polipíldora se le sumaba una “aspirineta” diaria, el riesgo de padecer un infarto, un ACV, una insuficiencia cardíaca o una muerte por causas cardiovascular disminuía 31% .

Una estimación de los investigadores lleva la reducción del riesgo cardiovascular, incluso, hasta el 40%.

Prevención a gran escala

La poli-píldora y la aspirina son tan efectivas que algunos especialistas imaginan ofrecerlas como un tratamiento universal para todos los adultos. Hay quien, incluso, propuso introducir las drogas en el sistema de agua de las ciudades.

Aunque pocos crean posibles estas intervenciones, lo cierto es que la mayor dificultad para suministrar los fármacos contra el colesterol y la hipertensión es la llamada “adherencia” al tratamiento: conseguir que las personas tomen la medicación en forma continua, a las dosis y horarios indicados.

Reunir todos los fármacos anti-hipertensivos y anti-colesterol en una sola píldora es una solución a este problema desde el punto de vista sanitario y económico.

“La poli-píldora es costo-efectiva: se basa en drogas de uso genérico”, apunta Prem Pis, profesor del St. John´s Medical College de Bangalore, India, y co-autor del estudio. “La poli-píldora es conveniente para los pacientes porque combina drogas efectivas en una sola pastilla que se toma una vez por día, lo que mejorará la adherencia al tratamiento”.

Una píldora multipropósito

Cada vez se desarrollan medicaciones contra el colesterol y la hipertensión que resultan más efectivas. Ofrecerlas en una sola poli-píldora podría cortar el riesgo cardiovascular de la población a la mitad en el futuro. “La próxima generación de poli-píldoras podría reducir más los factores de riesgo cardiovascular y, por lo tanto, tener más efectividad para reducir la enfermedad cardíaca”, se entusiasma Yusuf. Por supuesto, habría que tomar en cuenta los efectos adversos de los fármacos involucrados y sopesar los riesgos y beneficios en los pacientes.

En el reciente estudio, los efectos adversos más significativos fueron:

  • los mareos,
  • las caídas de la presión arterial (hipotensión)
  • la tos

Se sabe que la aspirina puede causar sangrados gastrointestinales, pero en el estudio liderado por los científicos canadienses no se registró un aumento significativo de este efecto adverso.

Para los pacientes que han sido clasificados como de riesgo cardiovascular  intermedio porque tienen algún factor de riesgo como hipertensión o diabetes, el beneficio de la poli-píldora más aspirina para prevenir infartos y ACV ha sido probado, aseguran los cardiólogos. En cualquier caso, las personas deberían implementar hábitos como no fumar, hacer ejercicios y alimentarse en forma saludable para disminuir el riesgo de desarrollar problemas cardíacos.man

Download Best WordPress Themes Free Download
Download Nulled WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
free online course
download micromax firmware
Download Best WordPress Themes Free Download
online free course

Tags: corazón | hipertensión | salud cardiovascular | salud corazon

Notas relacionadas