Cinco indicadores son suficientes para predecir el riesgo cardiovascular

estetoscopio
29 noviembre, 2017

Cinco indicadores de salud son suficientes para predecir el riesgo cardiovascular en personas sanas. Estos son consumo de fruta y verdura, tabaco, presión arterial, actividad física e índice de masa corporal (IMC).
A esta conclusión llegó un estudio desarrollado por investigadores españoles del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), publicado en The Journal of American College of Cardiology el pasado 13 de noviembre.
El trabajo demuestra que el índice Fuster-BEWAT, una herramienta basada en estos cinco indicadores, es útil para predecir la presencia y extensión de la aterosclerosis subclínica, es decir, que no presenta síntomas.
De hecho, este índice es igual de eficaz que el de salud cardiovascular ideal (ICHS), recomendado por la American Heart Association y de uso común en el ámbito de la prevención primaria de la salud.

Por qué 5 son suficientes

Juan Miguel Fernández-Alvira, investigador del CNIC, explica que ambos métodos “comparten cinco indicadores de salud cardiovascular (presión arterial, actividad física, un indicador de calidad de la dieta, índice de masa corporal y consumo de tabaco), pero se diferencian en la inclusión de los niveles de colesterol y glucosa en el caso del ICHS”.
Esta diferencia es una de las fortalezas del Fuster-BEWAT. A diferencia del método estándar ICHS, no precisa análisis de sangre para su cálculo. Esto permite evaluar el riesgo de aterosclerosis en lugares donde se dificulta acceder a los recursos necesarios para detectar niveles de colesterol y glucosa.

Consumo de frutas y verduras, tabaco, presión arterial, actividad física e índice de masa corporal son los factores que permiten evaluar el riesgo de aterosclerosis.

Una herramienta más sencilla

Tanto el indice estándar ICHS como el Fuster-BEWAT son capaces de predecir de manera similar la presencia de placas de ateroma, la cantidad de calcio en las arterias coronarias (un signo precoz de enfermedad coronaria) y el número de zonas afectadas.
Según Héctor Bueno, del Instituto de investigación i+12 del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, coincide en que ambas herramientas muestran una capacidad predictiva equivalente, sin embargo “el índice Fuster-BEWAT puede considerarse una opción más práctica y económica para la promoción de la salud cardiovascular, especialmente en aquellas regiones con escasos recursos económicos, donde la carga de enfermedad cardiovascular está creciendo de manera más alarmante”.

El llamado índice Fuster-BEWAT, una herramienta basada en cinco indicadores, es ideal para entornos donde no se disponga de muchos recursos.

Esta sencillez, añade Antonio Fernández Ortiz, investigador del CNIC, “también permitiría utilizar el índice Fuster-BEWAT para la educación en entornos no sanitarios, como escuelas o universidades, y como una herramienta para calcular los beneficios que el cambio de estilo de vida con el auto cuidado puede suponer para individuos en riesgo o pacientes”.

AGENCIA SINC
Free Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes
free download udemy course

Tags: salud cardiovascular

Notas relacionadas