Cómo detectar y eliminar los parásitos intestinales en niños

grupo de niños en bicicleta
17 enero, 2020

Anemia, apetito, bajo peso, crecimiento retrasado, alteraciones en el rendimiento escolar, cansancio. Cuando los niños presentan algunos de estos síntomas, muchas veces se debe a que están afectados por parásitos intestinales que contrajeron al tomar agua contaminada, comer alimentos en mal estado o haber estado en contacto con animales o suelo infestado. Estos síntomas suelen confundirse con otras afecciones y de no tratarse a tiempo pueden ocasionar problemas serios de salud.

Si bien la mayoría de los parásitos afectan el sistema digestivo, también pueden hallarse en el corazón o hígado y en algunos casos pueden llegar hasta el cerebro.

Existen distintos tipos de parásitos. Los más frecuentes son las áscaris (lombrices), oxiuros, helmitiasis y la taenia solium (solitaria). Éstos suelen encontrarse en el intestino de la persona infectada. En zonas tropicales rurales se desarrolla la uncinariasis (parásito que penetra por pies y manos).

Los huevos de algunos parásitos como los oxiuros son resistentes fuera del cuerpo y sobreviven hasta dos semanas. Los huevos se diseminan por el ambiente, especialmente en dormitorios (sábanas, ropa interior, alfombras) y baños (inodoro, toallas), por eso es frecuente el contagio dentro de una misma familia. Otros parásitos se contagian a través del agua, ya que  se encuentran en lagos, ríos, fuentes o piletas.

Los animales domésticos infestados son también transmisores de parásitos. A través de las heces contaminan el suelo o la tierra de los parques, lugares donde los niños juegan y luego se llevan las manos a la boca. También se registran casos en los que el contagio se produce a través del consumo de carne cruda o mal cocida de animales infestados (anisakis en el caso de los pescados o triquinosis en la carne de cerdo), o de otros alimentos en contacto con la tierra, como frutas y verduras.

Los parásitos intestinales afectan sobre todo a los niños, provocándoles disminución del desarrollo físico y mental, lo que puede potenciarse cuando se suma a un estado nutricional deficiente. La Organización Mundial de la Salud los considera una de las principales causas de morbilidad, ligada a la pobreza y relacionada con inadecuada higiene personal, incorrecta manipulación de los alimentos crudos, falta de servicios sanitarios, falta de provisión de agua potable y contaminación fecal del ambiente.

El tratamiento de este tipo de parásitos suele ser sencillo. En la mayoría de los casos alcanza con una sola dosis de un medicamento prescrito por el médico. Las personas afectadas pueden hacer vida normal y no necesitan dietas especiales. Por lo general, los síntomas suelen desaparecer durante la primera semana de tratamiento.

Señales comunes en caso de contraer parásitos intestinales

  • Dolor en la zona abdominal. Malestar punzante o retortijones.
  • Cambio en el apetito. Los parásitos necesitan alimentarse y consumen la mayoría de los nutrientes.
  • Diarrea. Puede presentarse con sangre o lombrices en las heces. Cuando hay parásitos en las heces, significa que hay demasiados y necesitan ser liberados.
  • Tos seca. Algunos parásitos suelen alojarse en el esófago, fundamentalmente las larvas, lo que provoca tos.
  • Picazón. La picazón en la zona anal es un síntoma claro de la presencia de parásitos intestinales.
  • Fiebre
  • Vómitos

Cómo prevenir el contagio

  • Lavarse las manos principalmente después de ir al baño y antes de comer.
  • No comer carne ni verduras crudas o frutas sin lavar.
  • Hervir el agua para beber por lo menos un minuto, en especial si la tomarán lactantes y niños.
  • Intentar no tragar agua al nadar en piletas.
  • No caminar descalzo o con ojotas en suelos de tierra o arena húmedos.
  • Lavar la ropa, la ropa de cama y los juguetes con frecuencia. Tanto sábanas como toallones y ropa interior se recomiendan lavarlos en agua caliente (60º C) para eliminar los huevos.
  • Ducharse por la mañana.
  • Limpiar los ambientes con aspiradora para eliminar los huevos.
  • Llevar los animales domésticos al veterinario para que comprobar si tienen lombrices.

PENSAR SALUD

Download Best WordPress Themes Free Download
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Nulled WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
download udemy paid course for free
download samsung firmware
Download Premium WordPress Themes Free
download udemy paid course for free

Tags: parásitos | salud niños

Notas relacionadas