Todo lo que tenés que saber sobre la alergia

Actualmente se habla de enfermedades alérgicas antes que de alergia a una determinada sustancia o elemento, ya que las personas alérgicas pueden ser sensibles a uno o más alérgenos. El ranking de las alergias más comunes en nuestro país está encabezado por alergias a ácaros, pelos, pólenes, picaduras, mohos y hongos y algunos medicamentos y alimentos. Por su parte las enfermedades alérgicas más habituales son asma, rinitis, urticaria, conjuntivitis y eczemas.

Síntomas de las alergias más comunes

Como bien lo explica el Ministerio de Salud, una alergia es una reacción desproporcionada del organismo frente a un elemento que resultaría inofensivo para la mayoría de las personas. El sistema inmunitario de las personas alérgicas interpreta estos elementos como peligrosos y activa las defensas en forma no apropiada.

Las enfermedades alérgicas deben tratarse, ya que pueden tener síntomas leves o desencadenar reacciones riesgosas para la vida. Según la Organización Mundial de la Alergia, los actuales sistemas de salud, basados en especialidades, no son los más adecuados para las personas alérgicas.

Es que las enfermedades alérgicas afectan a múltiples órganos. Por esta razón, es importante no solamente que las instituciones sanitarias cuenten con médicos alergólogos. También es fundamental aumentar la conciencia del público acerca de estas enfermedades para que pueda reconocer sus síntomas y diferenciar la alergia de otras enfermedades.

Los síntomas más comunes de las alergias son:

– Reacciones en el aparato respiratorio como estornudos, congestión nasal, dificultades para respirar.
– Reacciones en el sistema orofaríngeo como picazón en la garganta y la nariz, tos seca.
– Problemas en los ojos como lagrimeo y enrojecimiento.
– Reacciones en la piel como erupciones o ronchas.
– Hinchazón.

Tratamientos más frecuentes

Como decíamos anteriormente, el ranking de las alergias más comunes es encabezado por el asma, rinitis alérgica, urticaria, conjuntivitis y eczemas. Muchas veces estas enfermedades se presentan juntas. Por ejemplo, la rinitis alérgica es un factor de riesgo para el asma.

Mitos más comunes sobre el asma

Otras enfermedades alérgicas que van en aumento son la anafilaxia, alergias a alimentos, alergia a medicamentos, a insectos, enfermedades alérgicas ocupacionales y síndrome de alergias desencadenado por ejercicio vigoroso. Sorprendente, ¿no es cierto?

Las enfermedades alérgicas, hasta el momento, no tienen cura. Sin embargo, los tratamientos actuales consisten en mitigar los síntomas y mantener controlada la enfermedad evitando el contacto con los alérgenos.

Además de tratar los síntomas con medicamentos como antihistamínicos, broncodilatadores o corticoides, se recomienda adoptar un estilo de vida que permita mantenerse lejos de los agentes alérgenos. Los tratamientos más novedosos incluyen vacunas, inmunoterapia y sprays nasales.

Se recomienda:

– Permanecer en ambientes cerrados cuando hay mayor riesgo de contacto si se es alérgico al polen, polvo, pelos o ácaros, por ejemplo los días de sol o viento.
– Utilizar mascarillas.
– Instalar acondicionadores de aire de alta eficiencia para evitar la acumulación de polvo, moho o ácaros.
– Y lo más importante: a partir del tratamiento, identificar cuál o cuáles son los agentes alérgenos que causan las reacciones. Además, conocer la enfermedad y sus síntomas, dar con el tratamiento adecuado y adoptar las medidas de cuidado.

PENSAR SALUD
?>