Campañas Saludables

Romper el ciclo de la violencia de género

mujer barbijo oscuridad
25 abril, 2020

Si te encontrás en una situación de violencia de género es posible que reconozcas este patrón habitual:

  • Te amenaza con emplear la violencia.
  • Te ataca.
  • Se disculpa, promete cambiar y te ofrece regalos.

Este ciclo se repite una y otra vez.

En general, la violencia de género se vuelve más frecuente y grave con el tiempo.

Cuanto más tiempo permanezcas en una relación de violencia, mayores serán las consecuencias físicas y emocionales. Podrías sufrir depresión o ansiedad, o comenzar a dudar de tu capacidad para cuidarte. Podrías sentirte indefensa o paralizada.

Si sufrís violencia de género podés solicitar ayuda a través de la línea telefónica 144 en Argentina. Es gratis, te atienden las 24 horas todos los días. También está disponible vía Whatsapp +54 9 11 2771-6463 y en una App.

 

Violencia de género y violencia doméstica: saber para actuar

 

¿Qué es violencia de género?

La violencia de género se puede ejercer de distintas maneras:

  • Psicológica: te insulta o te humilla, te descalifica, te controla, te revisa el celular, te cela, te aísla
  • Sexual: te obliga a tener sexo, te exige hacer cosas que no querés, se niega a usar preservativo
  • Física: te empuja, te patea, te pega, te arroja objetos
  • Económica: te priva de dinero a vos o a tus hijos, se queda con tus ingresos, te impide trabajar, te oculta la existencia de bienes, te saca tus identificaciones personales o pertenencias

¿Qué podés hacer?

Si sufrís violencia de género podés solicitar ayuda a través de la línea telefónica 144 en Argentina. Es gratis, te atienden las 24 horas todos los días. También está disponible vía Whatsapp +54 9 11 2771-6463 y en una App.

Frente a una emergencia

Frente a una emergencia con riesgo de vida llamá al 911 o acercate a algún hospital o centro de salud. Solicitá un informe médico y parte de lesiones para utilizarlos como evidencia. Tratá de ir lo antes posible y que alguien de confianza te acompañe. No es necesario haber hecho una denuncia para recibir asistencia.

Fui víctima de violencia ¿Cómo consigo atención médica?

Si necesitás atención médica de manera urgente y sos afiliada de OSPAT, ponete en contacto con el servicio de Urgencias y Emergencias que presta servicio en tu localidad o llamá al 08009991656. De otro modo, contactate con tu servicio de salud o concurrí a un hospital público.

Si necesitás otro tipo de ayuda, ponete en contacto con el servicio especializado nacional, Línea 144.

¿Cómo hacer una denuncia?

Si querés hacer una denuncia, es importante que primero te asesores llamando a la Línea 144 o acercándote a tu área de género municipal más cercana.

Para realizar una denuncia podés hacerlo en:

  • Comisaría de la mujer o Comisaría de Seguridad.
  • Juzgado de familia o Juzgado de Paz.
  • Fiscalía de turno.

En estos momentos me encuentro segura, pero sufro problemas mentales/sexuales/sociales/de salud física como consecuencia de violencia de género.

En la medida de lo posible, reducí las causas de estrés. Buscá ayuda y mantenete en contacto con familiares y amigos por teléfono, correo electrónico, mensajes de texto, etc. Intentá mantener rutinas diarias y buscá tiempo para realizar una actividad física y para dormir.

Si sos afiliada de OSPAT solicitanos asistencia sanitaria por los posibles síntomas y afecciones que pudieras tener, en particular las lesiones que requieran atención médica. De otro modo, acercate a tu servicio de salud o al hospital público. Puede que sea difícil acceder a una atención sanitaria en persona durante la pandemia. Si es así, buscá otras opciones en tu localidad y posibles alternativas, como un servicio de información y ayuda por teléfono o por internet.

Si recibís actualmente apoyo y atención sanitaria por violencia de género, podés seguir recibiéndola durante la pandemia de COVID-19, por ejemplo por teléfono o por internet, siempre que sea una solución factible y adecuada para tus necesidades en cuestión de salud.

En lo posible, mantener puertas y ventanas abiertas para que los vecinos puedan escuchar si necesitás algo.

¿Cómo organizar un plan de seguridad para salir de la violencia doméstica?

Dejar la vivienda de quien ejerce violencia puede ser peligroso.

Elaborá un plan de seguridad por si la situación de violencia empeorase para vos o tus hijos.

  1. Localizar a un vecino, amigo, conocido, compañero de trabajo o un refugio al que acudir en caso de que tengas que abandonar tu casa de forma inmediata.
  2. Si es posible, establecer una forma secreta de comunicarte con un vecino de confianza para que pueda venir en su ayuda en caso de emergencia.
  3. Llamá a un refugio para mujeres o a la línea 144 de ayuda para la violencia de género para pedir consejo. Hacé la llamada en un momento seguro (cuando el abusador no esté cerca) o desde la casa de un amigo u otro lugar seguro.
  4. Prepará un bolso de emergencia que incluya unas pocas cosas básicas: documentos de identidad, teléfono, dinero, llaves, medicamentos y ropa. También una lista de números de teléfono para emergencias y permiso para circular (si está gestionado). Dejá el bolso en un lugar seguro.
  5. Planificá exactamente adónde irás y cómo llegarás ahí (tarjeta SUBE, cuáles son los medios de transporte que usarás, por ej,.)

Cuarentena: En caso de vivir una situación de violencia, la víctima puede salir y pedir ayuda. Salir del aislamiento está justificado, porque está en peligro.

¿Cómo proteger medios de comunicación personales (teléfono, computadora, etc.)?

Quien ejerce violencia puede usar la tecnología para controlar tu teléfono y comunicación en línea y rastrear tu ubicación.

Para mantener tu privacidad:

  • Usá los teléfonos con precaución. Podría interceptar las llamadas y escuchar tus conversaciones. Puede usar el identificador de llamadas, revisar tu teléfono celular o buscar en tus registros de facturación telefónica para ver tu historial de llamadas y mensajes de texto.
  • Usá la computadora de tu casa con precaución. Considerá la posibilidad de usar una computadora en el trabajo, en un lugar público (locutorio, por ej.) o en la casa de algún amigo para buscar ayuda.
  • Quitá los dispositivos GPS de tu vehículo. Podría usarse para localizar tu ubicación.
  • Cambiá con frecuencia tu contraseña de correo electrónico. Elegí contraseñas que no pueda deducir.
  • Limpiá el historial del explorador. Seguí las instrucciones del navegador para borrar cualquier registro de sitios web o gráficos que hayas visto.

Estoy preocupado por alguien que conozco. ¿Cómo puedo ayudar?

Si estás preocupado por alguien que sufre violencia de género o violencia doméstica, hay algunas cosas que podés hacer:

  • Si la persona necesita ayuda urgente por la razón que sea, llamá al servicio de urgencias médicas, a la policía, a un centro de salud o a la Línea 144.
  • Comunicale de manera discreta a la víctima que dispone de estos medios para solicitar ayuda: Línea telefónica 144 en Argentina. También, vía Whatsapp +54 9 11 2771-6463 y en una App.
  • Mantené un contacto regular con la persona para saber si se encuentra en seguridad, teniendo siempre cuidado de no ponerla en peligro por hablar con ella. Asumí que quien ejerce violencia de género vigila, escucha y controla las comunicaciones de su víctima y buscá la mejor manera para comunicarte con ella. Enviale mensajes de texto por celular, correos electrónicos o mensajes en plataformas de redes sociales de una forma que sea segura.
  • Al ponerte en contacto, comprobá si quien ejerce violencia está en casa, ya que esa comunicación podría poner aún más en peligro a la víctima. Hacé esa comprobación cada vez, ya que los horarios en los que está presente pueden variar.

La violencia contra la mujer ha aumentado desde el inicio de la pandemia de COVID-19

Más de la mitad de las víctimas de violencia familiar en la Argentina son mujeres de entre 22 y 39 años y en el 80% de los casos el agresor y la víctima son pareja (informe anual de Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina – datos de 2015.

La violencia contra la mujer es sumamente prevalente y la violencia de pareja es su forma más común. Durante las emergencias sanitarias, como la pandemia de COVID-19, la violencia contra la mujer tiende a aumentar.

Según OMS, los informes de diferentes países del mundo -entre ellos China, el Reino Unido y Estados Unidos-parecen señalar que se ha producido un aumento considerable en el número de casos de violencia doméstica en relación con la pandemia de la COVID-19. En informes de otros países se apunta a una disminución en el número de víctimas que solicitan ayuda debido a las medidas de confinamiento y al miedo a infectarse en los centros de atención sanitaria.