Pandemia e innovación: aprendizajes desde Oxford

29 septiembre, 2022

Por el Dr. Carlos Felice – Presidente de OSPAT (*)

Durante el mes de julio tuve la oportunidad de viajar a Gran Bretaña para participar, en la Universidad de Oxford, del seminario para líderes Latinoamericanos “Gestionando la Innovación: Aprendizajes de la Pandemia en Inglaterra y América Latina”. Fueron cinco jornadas intensivas de puesta al día sobre las experiencias innovadoras y desafíos que enfrentan los sistemas de salud a nivel global, todo ello con el marco de prestigio y excelencia académica que caracteriza a esta tradicional universidad inglesa.

El programa se enfocó en los procesos de innovación implementados frente a la crisis generada por el Covid-19 en Reino Unido y América Latina y, al mismo tiempo, en anticipar respuestas creativas de cara a los desafiantes escenarios que se avecinan en el campo de la salud. Especial atención mereció también la reforma del modelo de salud inglés, con miras a lograr una mayor integración de sus redes.

Comparto a continuación algunos de los tópicos presentados en Oxford que considero relevantes para repensar la organización de las instituciones sanitarias y el fragmentado sistema de salud argentino.

VACUNA EN TIEMPO RÉCORD

La vacuna contra Covid-19 de Oxford-AstraZeneca no es producto de un momento “Eureka”. Logró desarrollarse en tiempo récord gracias a la disponibilidad de una plataforma de vacunas ya en funcionamiento y preparada para la emergencia de una eventual pandemia -que se preveía sería de influenza-. Fue la capacidad instalada en materia de infraestructura, programas y relaciones preexistentes entre universidades, hospitales, industria, gobierno y organizaciones sin fines de lucro, lo que permitió progresar velozmente y alcanzar la inmunización que salvó miles de vidas en todo el mundo.

LA INNOVACIÓN COMO IMPERATIVO

Los campos de innovación en materia sanitaria incluyen el desarrollo de nuevos productos, procesos, avances tecnológicos, nuevas redes de cooperación, modelos de gestión del conocimiento y cultura organizacional. En definitiva, nuevas formas de hacer las cosas para provocar un cambio radical que impacte positivamente en la accesibilidad, calidad y eficiencia de los sistemas de salud. La creatividad -combinada con la analítica de datos- se torna imperativa a la hora de definir cualquier estrategia de transformación. Lejos de ser una opción, la innovación se ha convertido en un factor indispensable para la supervivencia de las organizaciones.

RECURSOS HUMANOS, RECURSOS ESTRATÉGICOS

Desde una mirada global, las tendencias demográficas muestran el aumento de la expectativa de vida, población creciente y cada vez más envejecida. A esto se suma la emergencia de nuevos medicamentos, tratamientos y aparatología médica, alta inflación, recursos humanos del sector desgastados por la pandemia y elevados niveles de ausentismo.

Inevitablemente, este escenario genera tensión entre la demanda creciente de prestaciones médicas y la capacidad de suministrar servicios de salud. Aumentar la productividad aparece como la solución a este dilema, para lo cual es necesario incorporar tecnologías y modos de gestión organizacional más flexibles y eficientes.

En materia tecnológica, los horizontes se expandirán mucho más allá de la telemedicina -rápidamente adoptada durante la pandemia-, avanzando hacia la robótica, la inteligencia artificial, la digitalización de los cuidados y otras tecnologías con capacidades clínicas mejoradas.

El personal de salud deberá desarrollar nuevas habilidades y aptitudes para adecuarse a los avances de la tecnología digital y las exigencias de los cambios en la organización del trabajo. Se requerirá para ello una mayor inversión en la recolección de datos, la evaluación y el desarrollo de una cultura del aprendizaje en los servicios sanitarios.

REDES INTEGRADAS: LA CLAVE DEL NUEVO MODELO INGLÉS

Previo a la pandemia, Gran Bretaña había comenzado un proceso de reforma enfocado en fortalecer la gobernanza del sistema de salud nacional para desincentivar la competencia y aumentar la colaboración entre los diferentes actores.

Los Sistemas Integrados de Atención, que se establecieron el 1 de julio de 2022, congregan las redes de atención primaria y secundaria, los hospitales y los servicios de atención comunitaria, emergencias y atención social de cada jurisdicción. Con esta nueva política nacional se busca avanzar en la planificación de respuestas integradas, otorgando mayor autonomía a las decisiones de los actores en el nivel local.

El objetivo es mejorar los indicadores de salud y la asistencia sanitaria de la población, ofrecer una mejor experiencia y acceso a servicios de salud de calidad y reducir desigualdades, mejorando al mismo tiempo la productividad y la relación costo-calidad en las contrataciones.

Esta política nacional también prioriza la prevención, apuntando a lograr un mayor grado de compromiso ciudadano con el cuidado de su propia salud. Aquí también la estrategia son las alianzas con diversas asociaciones, incorporando un esquema de prescripción social que involucra variedad de actividades normalmente proporcionadas por organizaciones de la sociedad civil.

REDUCIR HOSPITALIZACIONES

Un ejemplo interesante del trabajo en redes son las estrategias diseñadas por el Sistema de Atención Integrado de Leicester para reducir las internaciones innecesarias de las personas mayores.
Por un lado, establecieron un servicio de respuesta rápida para adultos mayores, diseñado como solución a los casos de caídas en el hogar. Disponible las 24 horas, el modelo responde dentro de las dos horas y ofrece hasta 72 horas de soporte, incluyendo atención, evaluación, gestión de riesgos y servicios integrales, como equipos, tecnologías de asistencia y personal de mantenimiento para realizar cambios necesarios en el hogar y evitar futuras caídas.

Para aquellos viviendo en residencias geriátricas, utilizan un esquema de evaluación y discusión clínica intersectorial -del que participan, entre otros, referentes de atención primaria, hospitales y servicio de ambulancia-, para evaluar la conveniencia de traslado al hospital o provisión de seguimiento en el domicilio. Durante el período inicial, esta iniciativa permitió evitar 730 viajes en ambulancia, 577 ingresos hospitalarios y 2.885 días de cama.

EN SÍNTESIS

Nos encontramos frente a la necesidad de un cambio profundo y complejo, donde la tecnología resulta un factor clave para bajar la curva de la demanda, aumentar la accesibilidad y optimizar gastos en salud. Pero cabe destacar que la innovación requerida no es solo una cuestión técnica sino una transformación con raíces profundas, que abarca nuevas reglas, valores y habilidades, modos de hacer y vincularse, e implica, fundamentalmente, un cambio organizacional y cultural. Es necesario dar prioridad a la problemática de los recursos humanos.

El otro gran desafío está en fortalecer la calidad de gobernanza para avanzar hacia mayores consensos en la definición de políticas, normativas y reglas de interacción entre los múltiples actores que participan, directa e indirectamente, de la prevención, los cuidados y la asistencia médica de la población.

Por Carlos Felice

(*) Abogado. Especialista en Sistemas de Salud. Presidente de Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT) y Secretario General de Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA).

NOTA PUBLICADA EN REVISTA MÉDICOS Nro 130 . Septiembre 2022

 

Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
free download udemy paid course

Tags: carlos felice

Notas relacionadas