El mar argentino sufre el embate del cambio climático: agua más cálidas y costas en retroceso

20 mayo, 2022

Si hablamos de cambio climático o crisis climática estamos hablando también de una crisis del mar y del mar argentino. Los océanos son claves para regular el clima. Son el 70% de la superficie de la Tierra y sus verdaderos pulmones, ya que generan gran parte del oxígeno.

El calentamiento global está aumentando la temperatura de los océanos y volviéndolo más ácidos. Además, el deshielo provocado por el cambio climático está elevando el nivel del mar y amenaza a millones de personas que viven en ciudades costeras. Esto está impactando también en el Mar Argentino, que sufre el embate del cambio climático.

Océanos que están perdiendo su memoria

“El impacto del cambio climático en el océano repercute en la humanidad porque es el ecosistema más importante del planeta y lleva a cabo importantes funciones climáticas y servicios ecosistémicos”, asegura Laura Farías, bióloga egresada de la Universidad Nacional de Córdoba y profesora del Departamento de Oceanografía de la Universidad de Concepción en Chile.

Y detalla: “El mar asegura el alimento a millones de personas, provee recursos minerales y es una vía de transporte con la navegación. Todo ello puede verse afectado. Además, las zonas costeras se volverán más y más vulnerables”.

Hasta hace algunos años, los científicos apostaban a que este cambio podía revertirse. Sin embargo, estudios más actuales avizoran un escenario más dramático. Y algunos expertos aseguran que los océanos están perdiendo su memoria.

Farías agrega: “Estamos enfermando nuestros océanos hasta tal punto que podrían dejar de realizar estas funciones. El océano parece demasiado poderoso, pero está enfermo y, por esa idea falsa, lo estamos desprotegiendo”.

¿Qué es la memoria del océano?

Mientras que la meteorología puede variar radicalmente de un día a otro, los océanos manifiestan estos cambios lentamente. Tienen capacidad para mantener cierta estabilidad. Esa es la “memoria del océano”.

La capa superior del océano es ese “cerebro”. Mientras más gruesa es, más memoria tendrá. Pero el cambio climático la está afinando en casi todas las regiones. De esta manera, los mares presentarán más fluctuaciones térmicas anormales, señala un informe publicado en mayo del 2022 en la revista Science Advances.

Una de las consecuencias es que los modelos para pronosticar el clima y la meteorología se pueden volver más erráticos. Pero también puede impactar en la biodiversidad marina y en los recursos pesqueros.

Para Farías esta pérdida de memoria es grave. “Es una metáfora que evoca a dos funciones muy importantes para el planeta: su capacidad para absorber calor y dióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero”.

Según la investigadora, un calentamiento anormal y una acidificación sostenida pueden hacer que el océano se convierte en una bomba de tiempo.

2021: mal récord para los océanos

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en 2021 los océanos alcanzaron valores sin precedentes en indicadores claves. Las señales de peligro sobre el mar se expresan en estos valores de preocupación:

  • Calor. En algún momento de 2021, gran parte del océano se vio afectado por al menos una ola de calor marina intensa.
  • Acidificación. La acidez de la superficie de mar abierto se encuentra actualmente en su nivel más alto desde hace como mínimo 26 mil años.
  • Nivel de mar. El nivel medio del mar a escala mundial alcanzó un nuevo máximo, tras aumentar una media de 4,5 milímetros anuales durante el período 2013-2021.

mar argentino

 

Impactos del cambio climático en el Mar Argentino

Estos océanos enfermos y sin memoria tienen su correlato en el Mar Argentino. Según un estudio del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) y el proyecto Pampa Azul, algunos de los problemas que ya se perciben en el Mar Argentino son:

  • Aumento de temperatura. Se observa un aumento en la temperatura media. Lo más grave es el aumento en la intensidad y duración de las olas de calor marinas con gran impacto en la biodiversidad.
  • Acidificación. El mar patagónico es una de los mayores capturadores oceánicos de CO2. La consecuencia de retener más gas es un mar más ácido. Esto impacta en proceso de calcificación necesario para que muchas especies formen las valvas y conchas.

“Un océano más caliente y ácido es fatal para todos los organismos. Solo pueden adaptarse algunos, que se vuelven abundantes, mientras que los más sensibles desaparecen. Hay un cambio en la biodiversidad”, explica Farías.

Y ejemplifica: “En el sur del Mar Argentino abundan unas diminutas algas unicelulares, llamadas cocolitóforos, que tienen unas conchas formadas por carbonato cálcico. La acidificación los afecta y, con ellas, a toda la biodiversidad porque están en la base de la cadena alimentaria”.

  • Corrientes marinas. El cambio climático intensificó y aumentó la penetración hacia el sur de la Corriente de Brasil, lo que ha causado un calentamiento de más de 2 grados en las aguas de las costas uruguayas y del norte bonaerense. Esto obliga a que muchas especies tengan que viajar más distancia en busca de aguas más frías.
  • Olas más altas. En la costa bonaerense y en el Río de la Plata se estimó un aumento de más de 0,20 metros en la altura de las olas respecto de las décadas de 1980 y 1990. Esto tiene un especial impacto en las sudestadas.
  • Recursos pesqueros. El informe del Inidep alerta sobre el impacto en la pesca, lo cual generaría una baja de las exportaciones, una caída de ingresos para los pescadores y los demás actores que componen la cadena de valor.
  • Nivel del mar. En Argentina se registran aumentos en el nivel del mar de 0,2 a 1,67 milímetros por año a lo largo de los últimos 50 años. A su vez, un informe publicado en Nature Climate Change indica que Argentina podría perder entre 2.948 y 3.739 kilómetros de playa para el 2100 de los cerca de 6.800 que tiene.

La desaparición invisible de la Bahía de San Borombón

La Bahía de San Borombón es una de las regiones más sensibles a la subida del nivel del mar. Algunos estudios indican que pierde hasta ocho metros de costa por década por el ascenso del Océano Atlántico, el incremento de la intensidad y frecuencia de los vientos y el oleaje.

Pero como es un territorio con escasa población, solo los científicos parecen percatarse del problema. A nivel productivo solo impactará en campos ganaderos que habitualmente se inundan con agua salobre.

No obstante, es uno de los humedales argentinos más importantes. Llegan aves migratorias desde Canadá y también es habitado por el venado de las pampas, un mamífero en peligro de extinción.

Por Lucas Viano @LucasViano
REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!
Download Nulled WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes Free
free online course

Tags: cambio climático en Argentina | contaminación del mar | costa maritima | mar argentino | mar contaminado | oceánico | océano | playas contaminadas

Notas relacionadas