Alerta por un brote de sarampión en Argentina

30 septiembre, 2019

El pasado viernes 27 de septiembre, la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación confirmó seis nuevos casos de sarampión. Además, no descarta que el virus esté circulando en todo el territorio argentino. Esta situación ya encendió alertas en algunas zonas del país, como en provincia de Buenos Aires, donde autoridades sanitarias anticiparon la vacunación en algunas regiones.

Los últimos casos de sarampión locales, es decir, de personas que no habían salido del país, se reportaron en Argentina en el año 2000. A partir de ese momento, la enfermedad había sido eliminada y sólo se registraron casos vinculados a la importación.

La Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (Save) alerta que nuestro país puede perder el estatus de “libre de sarampión! si se confirma la circulación sostenida del virus durante 12 meses. Algo similar le pasó a Venezuela y Brasil.

En lo que va del año, ya suman 18 los casos de sarampión: 16 detectados en el país y dos en España. En estos últimos casos se trató de turistas que estuvieron vacacionando en distintas zonas de Buenos Aires.

Quiénes deber reforzar vacunación

En respuesta a esta situación, la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación amplió las indicaciones de vacunación vigentes. Esto significa hoy los bebés de 6 a 11 meses -que vivan en la ciudad de Buenos Aires o en las Regiones Sanitarias V, VI, VII y XII de la Provincia de Buenos Aires- deben recibir una dosis de la vacuna triple viral.

Además, todos los niños entre 13 meses a 4 años inclusive, deberán acreditar al menos 2 dosis de
vacuna triple viral en las jurisdicciones mencionadas.

La Secretaría de Gobierno también refuerza la recomendación de inmunización a todo el personal de salud, que debe acreditar al menos 2 dosis de vacuna.  Y recuerda que las personas nacidas antes de 1965 NO necesitan vacunarse. Se consideran inmunizados por haber estado en contacto con el virus.

Recomendaciones generales contra el sarampión

  1. Vacunación: La vacuna contra el sarampión es gratuita y se encuentra disponible en el calendario nacional de vacunación a los 12 meses y al ingreso escolar. Así, las y los niños de entre 12 meses y 4 años deben tener una dosis de triple viral y quienes tienen entre 5 y 54 años dos dosis. Los mayores de 54 años se consideran inmunes.
  2. Detección temprana: “Es clave implementar medidas inmediatas para el efectivo control del brote en curso”, remarcan diversos especialistas. La población general debe tener las vacunas al día según la edad y, ante la presencia de manchas en la piel y fiebre (más de 38º), consultar de inmediato.
  3. Acción rápida de los especialistas: “El equipo de salud debe asegurarse el esquema de vacunación completo para sarampión y sospechar sarampión ante una enfermedad febril exantemática, implementar de manera inmediata medidas y acciones de control, tomar la muestra correspondiente y NOTIFICAR INMEDIATAMENTE sin esperar la confirmación de laboratorio”, indican las asociaciones en sus diferentes comunicados.

Es importante recordar que con las vacunas al día: no se necesita ninguna acción específica, ni aún si se viaja a áreas de circulación. Los bebés de 6 a 11 meses que viajan a estas zonas SÍ deben recibir la “dosis 0”. En caso de regresar de un viaje con manchas en la piel y fiebre, consultar de manera inmediata.

Advertencias sobre los brotes

Son diversas las organizaciones que advierten sobre el reciente aumento de los casos. Tanto la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) y la Fundación Huésped alertan por esta situación.

“El sarampión es una enfermedad grave y fácilmente transmisible a personas susceptibles. También es eficazmente prevenible en aquellas adecuadamente vacunadas. Debido a las continuas importaciones del virus desde otras regiones del mundo, los brotes en países de la región y la información de la no vinculación epidemiológica de los últimos casos, la situación con Sarampión en Argentina es comprometida”, expresa en un comunicado la SADI.

El sarampión, que se previene por vacuna, es un virus muy transmisible que no tiene tratamiento específico y puede generar complicaciones, e incluso la muerte, especialmente en menores de 5 años, mayores de 20, personas en situación social vulnerable e inmuno-comprometidos.

Aunque las tasas de mortalidad se han reducido en todo el mundo a medida que se administra la vacuna contra el sarampión a más niños, la enfermedad aún mata a más de 100 000 personas cada año, la mayoría menores de 5 años de edad.

Situación del brote actual

Según el comunicado emitido por la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación el viernes pasado, desde el 13 de septiembre se sumaron seis casos nuevos de sarampión; dos adultos y cuatro niños. Uno de ellos corresponde a un hombre de 27 años, estudiante de medicina y residente en la ciudad de Buenos Aires. El alumno desarrolla actividades en Región V de la provincia de Buenos Aires, es decir en el noreste de ese distrito. Según informaron fuentes sanitarias, sólo acreditó una dosis de la vacuna en su infancia.

La otra persona adulta detectada con la enfermedad es “una mujer de 44 años, residente en la Región VII (también en el noreste), sin antecedente comprobable de vacunación”.

El último parte sumó a dos niñas: una de cuatro años “con una sola dosis de vacuna, residente en la Ciudad de Buenos Aires que está internada en grave estado por causas no relacionadas con el sarampión”. La otra niña, que tiene cinco meses, no estaba vacunada por no corresponder a su edad pero “evoluciona bien”.

La misma situación se dio en dos niños de dos y 11 meses que no habían recibido la vacuna por no tener la edad recomendada. Ambos “presentan buena evolución”.

PENSAR SALUD

 

 

 

 

Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes Free
free download udemy paid course

Tags: sarampión | vacunas

Notas relacionadas