¿Cómo serán los trasplantes de órganos del futuro?

Trasplante de corazón de cerdo a un paciente humano
16 abril, 2022

Se realizan trasplantes hace más de un siglo, pero la historia de los trasplantes de órganos parece deparar muchos más acontecimientos extraordinarios y disruptivos. Todo parece indicar que los trasplantes de órganos del futuro no serán demasiado similares a los que conocemos en la actualidad.

El primer hito y el último en la historia de los trasplantes humanos comienza con un cerdo. En 1906, Mathieu Jaboulay, un cirujano francés, realizó la primera intervención de este tipo: injertó una porción de riñón de cerdo en el codo de una paciente que tenía una falla hepática. El paciente falleció a los tres días.

A principio de este 2022, David Bennett, de 57 años y con una enfermedad cardíaca terminal, se convirtió en la primera persona en recibir el corazón de un cerdo. La intervención ocurrió el 6 enero de 2022 y David murió el 8 de marzo.

Los trasplantes de órganos animales a humanos, o xenotrasplantes, son una de las innovaciones que pueden transformarse en una realidad médica en los próximos años.

Cerca de 20 personas mueren por día en el mundo esperando un trasplante. Según el Incucai, hay más de 7.000 personas en lista de espera para un trasplante en Argentina, pero solo se realizan cerca de 2.000 intervenciones. Con lo cual, es de esperar que muchos de estos pacientes no reciban a tiempo el órgano que necesitan.

Bartley Griffith, cirujano responsable de la intervención a David Bennett, aseguró que los xenotrasplantes ponen a la ciencia “un paso más cerca de resolver la crisis de escasez de órganos”.

Los xenotrasplantes en Argentina

Aunque parece ciencia del “primer mundo”, científicos y médicos argentinos vienen trabajando desde hace algunos años en estos procedimientos.

Argentina fue el segundo país en el mundo en realizar ensayos clínicos para el trasplante de tejidos de islotes pancreáticos de cerdo en pacientes con diabetes tipo 1. El tejido porcino tiene la capacidad de producir insulina.

Pero los islotes son estructuras de menos de un milímetro y los implantes fueron encapsulados para evitar el rechazo. En el caso del cerdo donante del corazón, el animal fue modificado con 10 genes humanos para reducir el rechazo inmunológico y para frenar el crecimiento del órgano implantado.

Laura Ratner, investigadora del Conicet, aseguró que la intervención lograda en EE.UU. puede revolucionar el mundo de los trasplantes. “Uno podría pensar que el mono es más cercano al humano, pero con los años se determinó que el modelo más óptimo es el cerdo porque es más fácil de criar, tiene camadas más grandes y sus órganos son fisiológicamente similares”, explicó.

En la década de 1980 la ciclosporina, un inmunosupresor que reduce el rechazo de los órganos, fue un antes y un después en los trasplantes. Ahora, la técnica Crispr-Cas para realizar ediciones genéticas en el ADN es el hito clave en la evolución de los xenotrasplantes.

En Argentina existen dos grupos que están a punto de lograr los primeros animales genéticamente modificados con órganos aptos para trasplantes a humanos.

  1. Ratner lidera un grupo de la Universidad de Buenos Aires, que está a punto de lograr los primeros cerdos genéticamente modificados por esta técnica, que serán aptos para donar cualquier tipo de órgano o tejido.
  2. El otro equipo está en la Universidad Nacional de San Martín y está focalizado en lograr riñones y corazón humanizado en porcinos.

Un nuevo marco legal y bioético

Más allá de la tecnología, las autoridades argentinas también estudian en el marco regulatorio para estas intervenciones. Desde 2019 funciona una mesa de trabajo con varios ministerios y sectores de la sociedad.

Dalia Lewi, una experta en organismos genéticamente modificados, explicó que la Anmat es el organismo que debería autorizar estos órganos animales como “productos biomédicos” y que están evaluando si es necesaria una ley específica sobre xenotrasplantes. La experta también aseguró que están abordando los aspectos bioéticos.

Impresión 3D de órganos para trasplante

Otra alternativa, en una etapa aún más experimental, es la impresión 3D de órganos. Esta tecnología inició con el uso de plástico como “tinta”, pero luego surgieron impresoras de metal y otros materiales. Desde hace algunos años existen “biotintas” que permiten imprimir desde un bife vegano hasta cartílagos o piel.

En el caso de la impresión de órganos, la biotinta está hecha de células del pacientes que se reprograman genéticamente para que se transformen en células madre y luego puedan convertirse en el tejido deseado. Así se reduciría casi a cero el rechazo, ya que serían células del propio paciente.

Pero imprimir un órgano no tiene ni de cerca la misma simplicidad que un objeto plástico. Uno de los problemas es la gravedad, ya que las bioimpresiones de órganos huecos colapsan. Es por ello, que muchos de estos experimentos se realizan en la Estación Espacial, donde esta fuerza física es mínima. Otra alternativa es usar un soporte de un material duro y biocompatible.

Ya se realizaron los primeros ensayos exitosos en modelos animales con trasplante de piel impresa. Y algunos investigadores lograron imprimir capilares sanguíneos.

En 2018, un equipo de la Universidad de New Castle logró imprimir la primera córnea humana y en 2019 otro grupo de la Universidad de Tel Aviv imprimieron un mini corazón a partir de las células de un paciente cardíaco.

Mini corazón impreso

Mini corazón impreso

Aunque no lo parezca, imprimir un corazón puede ser más sencillo que cualquier otro órgano, porque es casi todo tejido muscular. En cambio, un pulmón o riñón está compuesto de varios tipos de tejidos.

Finalmente, además de imprimirlo, el órgano fabricado debe ser 100% funcional y sincronizar su actividad a la del resto del organismo.

Los expertos creen que el primer uso de la impresión de órganos y miniórganos será la investigación para probar nuevas terapias y medicamentos. Son un mejor modelo que los tejidos in vitro o animales de laboratorio, y más seguro y ético que ensayarlo en seres humanos.

Los expertos creen que el trasplante de piel impresa desde las propias células del paciente podría estar disponible en unos 10 años y el trasplante de órganos impresos, dentro de al menos dos décadas.

Trasplantes de útero y otras partes del cuerpo

Los órganos más trasplantados son riñón, corazón, hígado, pulmones y córneas. Pero en los últimos años se lograron intervenciones sorprendentes:

  • Cara. En 2005 se realizó el primer trasplante parcial de cara (boca y nariz). Pero el caso más radical ocurrió en 2010, con una intervención total que duró 30 horas. El paciente fue un hombre que sufría una deformidad severa en su rostro, la cual le impedía respirar.
  • Manos y brazos. El primer trasplante de manos se realizó en 1999. Pero en 2021 se logró el primer trasplante de brazo y hombros a un paciente amputado tras un accidente laboral. Felix Gretarsson ahora puede abrazar a sus hijos e incluso mover levemente los dedos.
  • Útero. El primer trasplante de útero ocurrió en 2010. A la fecha se han realizado unas 60 intervenciones de este tipo. Esta alternativa ayudaría a mujeres que nacen sin este órgano o que es defectuoso para gestar. Otras lo pierden como parte de un tratamiento oncológico. Representan el cuatro por ciento de los casos de infertilidad femenina.

Con relación a trasplantes de útero, en Argentina hay varios equipos que ya están depurando la técnica en modelos animales para dar el salto a humanos. Martín Maraschio, jefe del programa de trasplantes del Hospital Privado de Córdoba, integra uno de ellos.

El profesional reconoce que el útero es un órgano no vital y que la intervención compite que otras formas de ser madre, como la adopción y el embarazo subrogado. “Se plantea un dilema ético porque es la forma más riesgosa de ser madre respecto de las otras dos alternativas. Incluso pone en riesgo al bebé por nacer”, advierte.

La intervención también podría permitir la gestación de las mujeres trans. “Es un desafío técnico muy complejo, pero siempre ha estado en la idea de quienes crearon esta técnica. Y, seguramente, habrá un debate ético dentro de unos años”, asegura Maraschio.

Por Lucas Viano @LucasViano
REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!
Free Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Free Download WordPress Themes
download udemy paid course for free

Tags: Bioética | bioimpresión 3D | corazón | historia de la medicina | medicina moderna | riñones | salud del futuro | transplante | trasplante de órganos de animales | trasplante de útero | trasplantes | xenotrasplantes

Notas relacionadas