Asma y covid-19: mitos, miedos y verdades.

mujer asmática con inhalador
30 abril, 2021

Antes que a las demás personas, al comienzo la pandemia de COVID-19 asustó a quienes sufren asma. Apenas declarada, los enfermos crónicos de enfermedades respiratorias sintieron la alerta amarilla. Es que cualquier virus representa una amenaza para quienes tienen problemas bronquiales o pulmonares.

El asma no implica un mayor riesgo de padecer COVID-19, de acuerdo con un flamante informe elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es cierto que hay algunos tipos de coronavirus que tradicionalmente se han asociado con exacerbaciones del asma en algunas estaciones del año. Pero ningún estudio mostró, hasta ahora, que el nuevo coronavirus genere mayores episodios de asma.

Bajo riesgo

“La edad avanzada y ciertas enfermedades como las cardíacas, la hipertensión, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la diabetes y la obesidad constituyen factores de riesgo para desarrollar COVID-19 en forma severa”, señaló Reynold Panettieri, especialista en terapia intensiva pulmonar de la Universidad de Rutgers, en Estados Unidos. “Sin embargo, las personas con asma –incluso aquellas tratadas para manejar la inflamación asmática, que tienen disminuida la función pulmonar- no parecen ser afectadas en forma peor por el SARS-COV-2”, subrayó el investigador en el Journal of Allergy and Clinical Immunology.

La OMS publicó el 19 de abril pasado una revisión de estudios donde quedó clara la incertidumbre respecto del riesgo que corren las personas con asma. De hecho, ningún estudio probó una asociación entre padecer asma y ser internado en una terapia intensiva.

“Fue una sorpresa para todos observar que los pacientes que se contagiaban con el virus del COVID-19 padecían menos complicaciones”, enfatiza Maximiliano Gómez, presidente electo de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAIC).

La gripe o el resfrío generan crisis asmáticas, ¿por qué el SARS COV-2 no lo hace?

Una explicación posible es que el tratamiento usual para el asma disminuye las “puertas de entrada” al virus: los receptores ACE II en las células. Pero, todavía, esa hipótesis no está confirmada. En cualquier caso, dice Gómez desde Salta, lo cierto es que los asmáticos no padecen generalmente formas graves de COVID-19.

Gráfico: Cómo diferenciar el asma del COVID-19 y otras enfermedades respiratorias. Fuente: Asthma and Allergy Fundation of America https://www.aafa.org

También hay consenso entre los pediatras sobre que el COVID-19 se manifiesta generalmente en forma leve en los chicos. Aunque hay casos graves, la mayoría de los niños sufre síntomas respiratorios leves y poca fiebre. “Los chicos asmáticos deben cumplir con los mismos protocolos que el resto”, confirma Gómez, quien alienta a los pacientes a seguir la escolaridad y practicar ejercicio físico.

Por su parte, José Laerte Boechat y sus colegas brasileños señalan en el International Journal of Environmental Research and Public Health que “si bien los chicos con obesidad y enfermedad respiratoria crónica tienen predisposición a sufrir una enfermedad crítica tras infectarse con COVID-19, el riesgo es bajo”.

Recomendaciones

Más de mil personas mueren cada día en el mundo por asma. En la Argentina, se estima que el 10% de la población tiene asma, aunque la mitad no lo sabe. En los niños, el asma es la enfermedad crónica más común. Y aunque 3 de cada 4 personas asmáticas deberían seguir un tratamiento con corticoides inhalados, apenas 1 de ellos lo cumple rigurosamente.

niño con asma con inhalador

La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria recomienda a los pacientes con asma:

  • No suspender la medicación durante la pandemia
  • No usar nebulizadores ni compartir dispositivos inhalatorios
  • Aerocámaras deben ser de uso particular y lavadas a diario con alcohol al 70%.

Finalmente, las personas con asma deberían contar con un plan de acción para saber qué tienen que hacer si sienten dificultades para respirar.

Lo mejor, indican los expertos, es mantener el asma controlada con la medicación habitual, ya sean corticoesteroides inhalatorios o cualquier otro fármaco oral.

Un pequeño estudio realizado con un medicamento usado frecuentemente por personas asmáticas, publicado en The Lancet Respiratory Medicine , mostró que podría ser útil para tratar a pacientes con COVID-19 leve en el hogar, sin tener que acudir de urgencia a un hospital.

Los resultados son preliminares, pero Sanjay Ramaknishran y sus colegas apuestan a que la budesonida funcione para reducir la duración de los síntomas respiratorios del COVID-19 y la fiebre.

Además de la vacunación contra la gripe y el COVID-19, se recomienda que las personas asmáticas usen máscaras, no participen en reuniones en espacios cerrados y se laven frecuentemente las manos. También, se aconseja evitar disparadores ambientales como el humo del tabaco, polvo, pelos de mascotas y polen. La ventilación de los ambientes también es muy importante, incluso en días fríos.

“El uso de barbijo no sólo es eficaz como barrera para impedir el ingreso de virus sino también para frenar a las partículas que disparan reacciones alérgicas en el 80 al 90% de los asmáticos”, subraya Gómez.

Con estos cuidados y un tratamiento adecuado, las personas asmáticas enfrentan pocos riesgos durante la pandemia.

REDACCIÓN PENSAR SALUD
redaccion@pensarsalud.com.ar ¡Escribínos!
Download WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
udemy paid course free download
download micromax firmware
Download WordPress Themes Free
udemy free download

Tags: covid y asma | covid y mitos | covid y niños

Notas relacionadas