En el mundo de Internet y la tecnología ¿cómo cambió la relación entre el médico y el paciente?

médico y paciente
2 diciembre, 2016
En el día del médico publicamos el trabajo de un médico chileno que pone sobre la mesa una de las más complejas problemáticas que está atravesando la profesión: la relación entre un médico a quien la historia lo ha obligado a reconfigurarse y un paciente híper informado y exigente que, sin embargo, no deja de reclamar ser “mirado” como persona.

El reciente artículo académico* del Dr. Carlos Celedón publicado en una revista científica chilena profundiza sobre algunos de los problemas que presenta el desempeño de la profesión médica en la actualidad. Celedón lo detalla de esta forma:

“La percepción de los médicos es que se sienten poco valorados y que la tecnología en medicina atenta en contra de la relación humana médico-paciente.

El paciente inconformable

«Por otro lado los pacientes cada vez son más demandantes, críticos y exigentes. Demandan más consultas y de calidad. Esta relación problemática es por causas externas, pero también por la falta de formación de los profesionales de la salud en cómo comunicarse con el paciente.”

El diganóstico continúa de esta forma: “A los pacientes lo que más le frustran es la falta de comunicación con el médico e incluso la priorizan respecto a la receta y exámenes complementarios, que es lo que precisamente el médico le da importancia. Prefieren que la información sobre su enfermedad se la diga su médico y no informarse por Internet. El paciente cada día más asume su autonomía y exige no sólo información de su médico sino que participar en la toma de decisiones en su tratamiento. (…) [Aunque] La población no ha internalizado ese derecho: no asume su responsabilidad ni su libertad.”

La responsabilidad compartida con este paciente, ahora empoderado por su conocimiento y su progresivo acceso integral a los servicios de salud, hace crisis habitualmente. Esto se evidencia muy particularmente en la denominada atención primaria de la salud, en la que el rol individual y social cobra importancia decisiva y en la que, sin embargo, es difícil lograr un compromiso verdadero por parte de los individuos y las comunidades. Pareciera que el paciente no está muy convencido de que es parte responsable de su propia salud y la de su familia, que tiene verdadero protagonismo en este proceso.

Es real que aquel modelo paternalista, en el que el médico poseía todo el saber disponible, su moralidad se encontraba fuera de discusión y sus decisiones eran indudables, se agotó en medio de un proceso histórico, sobre todo atravesado por la aparición del concepto de “derechos del paciente”, de autonomía personal y, luego, de economía sanitaria.

El médico economista

Dice Celedón en su artículo que “los conceptos de la relación médico-paciente ha cambiado en los últimos 25 años más que en los últimos 25 siglos.”

Acorde a la descripción de Mark Siegler (1997) nos encontraríamos en el tercer periodo de la relación clínica, la era “de la burocracia o del contribuyente. Al médico no sólo se le exige eficacia en tratar a su paciente, sino que también eficiencia en gestionar bien los recursos sanitarios.”

El paciente súper informado

“Los pacientes tienen un mayor acceso a la información médica, es una población más culta, más crítica y más empoderada, lo que lleva a una menor asimetría médico-paciente. La práctica médica se ve influenciada por la tecnología y variantes económicas, lo cual lleva a una insatisfacción médica ya que siente que va perdiendo el control sobre su quehacer médico. Por otro lado los médicos perciben los cambios como algo externo y ajeno a su responsabilidad.”, explica Celedón.

¿Qué hacer?

Con matices distintos en cada época histórica, se concluye que la relación médico-paciente sigue siendo “el pilar fundamental del ejercicio médico.”

Sin embargo, para ayudar, se requiere “capacidad científica, más un entrenamiento específico en habilidades de comunicación, técnica de entrevista clínica y apoyo emocional, más la capacidad de análisis de conflictos de valores.”
“Hay un amplio abanico para la relación clínica. Ponerla en práctica implica no sólo conocer la clínica, sino también saber gestionar los nuevos valores”.

Es evidente que, como en otros campos tales como la educación, que se enfrentan al desafío de la reconversión total, el campo del ejercicio de la medicina enfrenta un proceso necesario de repensar su relación con la sociedad. También, la formación de los recursos humanos en salud parece ser un objetivo crítico de esta nueva era global.

PENSAR SALUD
*Artículo académico Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello vol.76 no.1 Santiago abr. 2016
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes
free download udemy course

Tags: dia del médico | recursos humanos salud | relacion medico paciente | salud digital | tecnología y salud

Notas relacionadas