Alarma mundial por la pérdida de eficacia de los antibióticos

antibióticos
15 noviembre, 2016

Los antibióticos son medicamentos utilizados para prevenir y tratar las infecciones bacterianas. La resistencia a los antibióticos se produce cuando las bacterias mutan en respuesta a su uso.

Son las bacterias -no seres humanos ni animales- las que se vuelven resistentes a los antibióticos. Estas bacterias farmacorresistentes pueden causar en el ser humano y en animales infecciones más difíciles de tratar.

La resistencia a los antibióticos hace que se incrementen los costos médicos, que se prolonguen las estancias hospitalarias y que aumente la mortalidad.

Es urgente que se cambie la forma de prescribir y utilizar los antibióticos. Si no se modifican los comportamientos actuales, la resistencia a los antibióticos seguirá representando una grave amenaza.

Los cambios de comportamiento también deben incluir la vacunación, el lavado de las manos, la seguridad de las relaciones sexuales y una buena higiene alimentaria.

La resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo.

Alcance del problema

La resistencia a los antibióticos está aumentando en todo el mundo a niveles peligrosos. Están apareciendo y propagándose nuevos mecanismos de resistencia que ponen en peligro el tratamiento de enfermedades infecciosas comunes. A medida que los antibióticos van perdiendo eficacia, un creciente número de infecciones como la neumonía, la tuberculosis, la septicemia o la gonorrea, son cada vez más difíciles —y a veces imposibles— de tratar.

Donde los antibióticos se pueden adquirir sin receta médica para uso humano o veterinario, la aparición y propagación de la farmacorresistencia empeora. En los países que carecen de directrices terapéuticas normalizadas, el personal sanitario y veterinario tiene tendencia a prescribirlos —y la población general a consumirlos— en exceso.

El mundo corre peligro de una era pos-antibióticos en la que infecciones comunes y lesiones menores sean nuevamente potencialmente mortales.

Prevención y control

El uso indebido y abusivo de antibióticos, más las deficiencias en prevención y control de infecciones, aceleran la resistencia.

Para prevenir y controlar la propagación de la resistencia a los antibióticos:
La población general puede:

  • Tomar antibióticos únicamente cuando los prescriba un profesional sanitario certificado.
  • No demandar antibióticos si los profesionales sanitarios dicen que no son necesarios.
  • Seguir siempre las instrucciones de los profesionales sanitarios con respecto al uso de los antibióticos.
  • No utilizar los antibióticos que le hayan sobrado a otros.
  • Prevenir las infecciones lavándose las manos, preparando los alimentos en condiciones higiénicas, evitando el contacto íntimo con enfermos, velando por la seguridad de las relaciones sexuales y manteniendo las vacunaciones al día.

Novedades recientes
Aunque existen antibióticos nuevos en desarrollo se prevé que ninguno será eficaz contra las formas más peligrosas de bacterias resistentes.
Dada la facilidad y frecuencia de los desplazamientos de personas, la resistencia a antibióticos es un problema de dimensiones mundiales.

Impacto
Cuando ya no se pueden tratar las infecciones con los antibióticos de primera línea es necesario emplear fármacos más caros. La mayor duración de la enfermedad y del tratamiento, a menudo en el medio hospitalario, incrementa los costos sanitarios y la carga económica para las familias y la sociedad.
La resistencia a los antibióticos está poniendo en riesgo los logros de la medicina moderna. Si no disponemos de antibióticos eficaces para prevenir y tratar infecciones, los trasplantes de órganos, la quimioterapia y las intervenciones quirúrgicas se volverán más peligrosos.

OMS
Premium WordPress Themes Download
Download Best WordPress Themes Free Download
Download Premium WordPress Themes Free
Download WordPress Themes Free
free download udemy paid course

Tags: antibióticos | automedicación | bacterias resistentes a antibióticos | resistencia a antibióticos | resistencia antimicrobiana

Notas relacionadas