Campañas Saludables

Diabetes

Síntomas de la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en sangre (glucemia). Si no se trata adecuadamente puede dañar las arterias y algunos órganos.
La glucosa es un azúcar que proviene de los alimentos que comemos, circula por la sangre y es utilizada por el organismo para obtener la energía necesaria para desarrollar cualquier tipo de trabajo. La causa de la diabetes es una alteración en la producción o el funcionamiento de la insulina, la hormona que facilita la entrada de los azúcares desde la sangre a las células.

La fórmula para prevenir la diabetes tipo 2 es sencilla: una alimentación saludable y actividad física regular

Dos tipos de diabetes

Existen dos tipos de diabetes: en la diabetes tipo 1 no hay producción de insulina, por lo tanto el organismo no pasa los azúcares a los tejidos. Este fenómeno comienza generalmente antes de los 30 años y su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina.
Por su parte, la diabetes tipo 2 es la forma más común de la enfermedad. Si bien suele presentarse después de los 40 años, el comienzo de la enfermedad se observa en forma cada vez más frecuente en adolescentes y jóvenes. Este tipo de diabetes suele ser consecuencia del sobrepeso, obesidad, la mala alimentación y la falta de actividad física.

Síntomas

Muchos de los síntomas de la diabetes parecen inofensivos. Por eso en varias ocasiones esta enfermedad no se diagnostica a tiempo. Sin embargo, estudios recientes indican que la detección temprana y el tratamiento de los síntomas de la diabetes disminuyen la posibilidad de tener complicaciones.

Diabetes tipo 1
  • Constante necesidad de orinar
  • Sed inusual
  • Hambre extrema
  • Pérdida inusual de peso
  • Fatiga e irritabilidad extremas
Diabetes tipo 2
  • Cualquiera de los síntomas de la diabetes tipo 1
  • Infecciones frecuentes
  •  Visión borrosa
  • Cortes/moretones que tardan en sanar
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies
  • Infecciones recurrentes de la piel, encías o vejiga

Si tenés uno o más de estos síntomas de diabetes, es necesario que consultes con tu médico de inmediato.

¿No tenés síntomas?

Es posible que aun así tengas diabetes. A menudo las personas con diabetes tipo 2 no tienen síntomas. Por eso es importante realizar en forma periódica controles para medir los niveles de glucosa.

Cómo prevenir

Para la diabetes tipo 1 no existe ningún método eficaz por el momento, pero es importante detectarla en forma precoz para comenzar el tratamiento cuanto antes y así evitar complicaciones. En cambio, está comprobado que la diabetes tipo 2, al estar relacionada con la obesidad se puede tratar de evitar en gran medida adoptando unos hábitos de vida saludables:

  • Aumentar el consumo de frutas y hortalizas
  • Evitar los alimentos con alto contenido en sodio (fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín, quesos, etc.)
  • Cocinar sin agregar sal. Reemplazarla por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos.
  • Realizar 6 comidas diarias: 4 principales y 2 colaciones
  • Consumir carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana.
  • Cuidar el cuerpo y evitar el sobrepeso.
  • Sumar al menos 30 MINUTOS diarios de actividad física de manera continua o acumulada: usar escaleras en lugar del ascensor, caminar, bailar, etc.
  • Mantener un peso adecuado.
  • Y muy importante, no fumar. Incluso pocos cigarrillos por día son muy dañinos para las arterias, en especial para las personas con diabetes.

1 2